Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

 

 

 

La muerte de un ser querido suele dejar vacío y dolor, y cuesta volver a recuperar el ritmo de la vida. No es fácil vivir sin ellos, han dejado huella en ti. Es muy posible que recuerdes pequeños detalles que aunque sencillos, quedan en tu memoria y están totalmente vinculados a ellos.

 

Te imaginas tener un libro y al abrirlo, ¿oler la fragancia de tu madre, ver las canciones que escuchabas cantar a tu abuela, tocar el abono de futbol de tu padre, tener las fotos de aquella reunión familiar tan especial, tener un poco de lana o hilos de colores que te llevan directamente a los días en que veías coser a tu madre?

 

Cuando escuché a María y Nuria hablar de su trabajo me gustó mucho porque llegan al corazón, a la esencia de las personas. Han tenido una idea muy bonita y creativa. Realizan y crean libros especiales, totalmente personalizados, en los que se recoge la información más importante de una persona con el fin de dejarla como legado a su familia, como expresión de su propia y valiosa vida.

 

En ellos queda reflejada su historia, su dignidad, sus valores, las fortalezas, su propia forma de conexión con la vida.

 

 

Por ello, y al ser únicos, utilizan para su creación distintos materiales, fotos, letras de canciones, olores, texturas, todo aquello que hacía y marcaba a esa persona. Quedando así reflejada su esencia, sus valores como ser humano. Dando de esta manera un reconocimiento a su vida.

 

Estos libros también pueden realizarse como recuerdo de momentos especiales, en cualquier tránsito de vida y de muerte. Tras el paso de la infancia a la madurez, cuando un hijo se independiza, cuando has iniciado una nueva etapa en tu vida, cuando un ser querido ha fallecido y deseas tener en un instante el acceso a vivencias y recuerdos. Siempre tenemos momentos especiales que deseamos recordar.

 

Si te gusta la idea y deseas ponerte en contacto con ellas, puedes hacerlo a través de Nuria y su página web, www.nuriagg.es.

 

 

Imágenes: cortesía de María y Nuria.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

 

 

 

La vida no pregunta, no se detiene aunque a veces, puedes llegar a sentir que se paraliza en algunos momentos. Especialmente en los tránsitos o situaciones críticas, dolorosas, en las que hay un crack en la vida; también lo puedes vivir en los positivos, en esos instantes en que la felicidad lo inunda todo y saboreas cada instante plena e intensamente.


Los tránsitos más importantes son la vida y la muerte, y entre el tiempo transcurrido entre una y otra, vives muchos más: las distintas etapas de edad, siendo la adolescencia una de las más difíciles; las rupturas, las separaciones, el independizarse, el vivir fuera de tu ciudad y de tu país, cambios de y en el trabajo, las relaciones que tienes con el entorno, la familia, las crisis evolutivas y de crecimiento personal…


Son unipersonales e intransferibles. Vas a experimentarlas no importa la edad que tengas, tu estado económico, tu salud, tu madurez y grado de evolución; no obstante, todo ello influye en que puedas sobrellevarlas de mejor o peor manera.

 

Aunque el camino es solitario, puedes contar con compañía y apoyo, gente de tu confianza, ya sea tanto el de las personas de tu entorno más cercano como el de los profesionales que pueden guiarte a sortear, vadear y afrontar lo que estás experimentando.


Y estos tránsitos, que también son crisis, hacen que te replantees la vida, su forma de afrontarla, el enfoque que deseas darle, eligiendo cómo vivir y disfrutar de la vida. Todo ello, te permite conocerte mejor, resituarte, equilibrarte y en algunos casos, renacer a la vida. En definitiva, aprender, conectarte con tu esencia y ser tú.


Crisis, significa analizar, pensar, replantearte todo lo que considerabas válido y ahora ya no sirve, tomar decisiones; en definitiva, movimiento, crecer, avanzar y continuar hacia delante.


Eres el dueño de tu vida. La vida no se adapta a ti; sin embargo, tienes el poder de adaptarte a ella y conseguir que lo que a veces es un obstáculo insalvable, se convierta en tu aliado, en tu impulso para alcanzar tus metas y deseos.


Tómate el tiempo que necesites, escúchate, quiérete, respétate, mímate, pon límites a lo que te hace daño o es perjudicial para ti, ámate y vuela alto. Eres libre de vivir la vida como deseas.

 

 

Imagen: Dabid Argindar, Terrazas de arroz.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Dias especiales: Todos los Santos

 

 

 

Estamos en víspera de unos días especiales. En los que recordamos a nuestros seres fallecidos, acudimos a los cementerios, a los lugares en que depositamos sus cenizas.

 

Dias en que cuidamos los detalles de manera minuciosa. Rossy escribió al blog, buscando respuestas a sus dudas:

 

"... me gustaría que me contestaras a una pregunta ahora viene el día de Todos los Santos y yo desde que mis padres fallecieron siempre les pongo una vela para los dos ahora viene la pregunta.. qué es mejor poneroles una vela por la noche qué es noche de Halloween que toda la vida ha sido noche de pena no de fiestas o al día siguiente qué es día de Todos los Santos? Otra pregunta María Eugenia vale igual una vela para los dos o es mejor una vela para cada uno? ...".

 

Puedes poner velas todos los días del año, a los seres que han fallecido, incluyendo la víspera de Todos los Santos, el propio día de Todos los Santos y el siguiente, el día de Difuntos.

 

En el caso de que como a Rossy, te apetezca ponerles una vela, preferiblemente busca una que sea blanca. Ya que este color, es la combinación de todos los colores, y se asocia a la luz. Si sólo tienes velas de colores o de cualquier otro color, también puedes utilizarlas. La única vela que no utilizaría sería la negra, por su asociación a la oscuridad y a las sombras.

 

En cuanto si es mejor una o dos velas, lo ideal sería poner una vela a cada ser querido. Si quieres poner velas a varios seres queridos, y son muchas velas, puedes encender una. Procura que tenga un buen tamaño.

 

Lo más importante al encender una vela, es la intención que pones al hacerlo. Cuando enciendo la cerilla y la acerco a la mecha, antes de que prenda, lo hago con un propósito, que repito al encenderla.

 

Por ejemplo:

  • . que el ser querido, digo su nombre, reciba luz en su tránsito.
  • . que el ser querido, digo su nombre, se dirija y encuentre la luz en su caminar.
  • . que el ser querido, digo su nombre, me proteja, cuide, ayude ante esta situación, explico cuál es.
  • . que el ser querido, digo su nombre, esté ya en la luz rodeado de todos sus seres queridos.

La intención la pones tú. Envías la petición y la llenas de tu energía, de tu vibración, de tu amor.

 

Puedes poner las velas en casa, en el cementerio, en el lugar en que aventaste sus cenizas. Si no puedes ir al cementerio o al lugar en que están sus cenizas, puedes hacerlo desde casa. Escoge un rincón en el que te sientas a gusto. Junto a la vela, puedes colocar su foto, su flor favorita, un objeto suyo, una poesía que le gustara. Fluye, siente, se tú mismo. Haz que ese rincón sea su espacio, vuestro espacio.

 

Siente que está contigo, puedes hablarle o contarle lo que deseas. Los seres queridos que han fallecido, suelen estar junto a las personas que les recuerdan, les hablan, les quieren o desean ayudar y proteger. Si vas al cementario, irán allí contigo, si te quedas en casa, estarán junto a tí. Te acompañan allí donde vayas.

 

 

La imagen está tomada de internet y desconozco quién es su autor.
07/11/2017 14:00:01 Myrian
Hola María Eugenia!

Que hermosa entrada! Siempre recuerdo a mi papá al mirar una foto, entró en su dormitorio y repaso con la mirada sus pertenencias, observo sus cosas y trato de conectarme con él... Le hablo, le pido protección, que me acompañe... Pero nunca encendí una vela para él porque no sabía muy bien que propósito tenía... Ahora lo sé y voy a hacerlo, me parece una forma muy pura de honrarlo en estos días en que estoy muy sensible tal vez por la cercanía de las Fiestas. El otro día estaba con mi mamá, mi hermano y mi sobrino almorzarndo en un restaurante de campo y había un show en vivo. El cantante comenzó a cantar A Mi Manera y el sol me acariciaba y ver a mi familia y la brisa en mi rostro y los sonidos del campo, de las aves.... Rompí en llanto... Sentí a mi papá a nuestro lado, como si estuviera allí... Fue sobrecogedor. Es posible o es que uno se sugestiona x el entorno?

Gracias siempre x tus valiosos aportes y sentidas reflexiones!

Besos!

Myrian
07/11/2017 20:30:59 Spiral Áurea
Hola Myrian,

Me alegro que te haya gustado la entrada. :D.

Si que podemos sugestionarnos por el ambiente, el entorno, la música, la atmósfera... Es muy posible que te dejaras llevar por todo o que sintieras a tu padre cerca. Y por qué no, ¿las dos cosas, ambiente y sentir a tu padre?.

Besotes.
08/11/2017 02:26:51 Myrian
Gracias María Eugenia!

Creo que me gusta pensar en lo que me dijiste...y por que no las dos cosas?

Que lindo verlo de esa forma!

Besote!

Myrian
09/11/2017 11:02:06 Spiral Áurea
Hola Myrian,

El que la atmósfera pudiera sugestionarte, no invalida el que pudieras sentir a tu padre. Es posible, que fueran las dos. Pregúntale a tu corazón, sabe la respuesta.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Curso de Tarot en Donostia - San Sebastián: un sábado al mes

27/10/2017 17:37:04 Pepe Lasala
Seguro que tiene mucho éxito. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.
29/10/2017 18:16:37 Spiral Áurea
Hola Pepe,

Gracias por tus deseos. Espero y confío en que se hagan realidad :D.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Señales de vidas pasadas: reconociendo personas

 

 

 

Vivimos muchas existencias, muchas vidas. Al nacer “olvidamos” la información de las vidas anteriores. Hacemos un reseteo. Cada vida, es un aprendizaje nuevo, nuevas vivencias y experiencias. Todo ese bagaje acumulado vida tras vida, queda almacenado de manera inconsciente en nuestra esencia, en nuestra alma, en nuestro ser, en lo que somos y en como evolucionamos.

 

Tal vez, en algún momento de tu vida, has sentido que conocías a una persona que te acababan de presentar y por mucho que intentaras recordar y pensar de qué la conocías, siempre llegabas a la misma conclusión, era la primera vez que la veías.

 

Es posible que al ver a tu pareja por primera vez, sintieras que era ella y no otra el amor de tu vida. Y por mucho que razonaras, y dijeras que era imposible, tu voz interior, sabía la verdad. Lo mismo te ha podido pasar con tu mejor amigo, compañero, tus hijos... Hay relaciones que van más allá de la mera simpatía, del caerse bien o enamorarse a simple vista. Sensaciones y certezas que escapan a toda lógica.

 

Conozco a Tomás, (por privacidad he cambiado su nombre). Desde hace varios años, ha venido a consulta en diferentes momentos, buscando orientación, apoyo y guía. Es una persona discreta, abierta y bastante racional.


Todo comenzó en el momento en que una amiga suya le presentó a su pareja. Su presencia le resultaba familiar y aunque era la primera vez que se veían, estaba incómodo delante suyo. Estuvo buscando nexos de unión entre ellos pero no los había. Aunque charlaron animadamente, Tomás al despedirse, se sentía nervioso. 


Siguieron coincidiendo en otras ocasiones, y aunque los encuentros eran cordiales y distendidos, Tomás seguía sintiendo que debía permanecer alerta, en guardia, especialmente, debía proteger su espalda. Le inquietaba profundamente la sola presencia de esa persona. No la quería tener cerca. No entendía que le pasaba. 


Vino a consulta decidido a investigar qué le ocurría. Descubrió que se conocían de otra vida. De ahí que su presencia le resultara familiar a pesar de ser un total desconocido hasta ese momento.

 

Seguimos trabajando y Tomás encontró la respuesta. Los dos habían pertenecido a un mismo bando, por los ropajes parecía un ejército, tenían distintas ideas, eran amigos y se respetaban. Un día, por interés, esta persona traicionó a Tomás, sin importarle nada la amistad que hasta entonces habían tenido. Sin importarle lo más mínimo, le dejó vendido e indefenso ante una situación que acabó costándole la vida. 

 

Reconoció a esta persona: era la pareja de su amiga, y entendió el porqué de todo lo que sentía al encontrarse de nuevo con el.


El siguiente paso a dar, era entender que son dos vidas distintas, la del pasado y la actual. Y que no tienen por qué repetirse los mismos hechos. Es posible que, en esta vida, se hayan vuelto a reencontrar para poder solucionar aquello que antes les separó, y así, cerrar una etapa y comenzar una nueva, como parte del aprendizaje, de su evolución.

 

Si te apetece compartir tus experiencias, puedes hacerlo en los comentarios de esta entrada; estaremos encantados de escucharte y leerte. Si sientes que has tenido vivencias parecidas a lo que contamos en esta entrada, te sientes identificado y tienes dudas sobre lo que te sucede y crees que podemos ayudarte a encontrar mas información, puedes ponerte en contacto a través del correo para solicitar una consulta.

 

 

Imagen: Dabid Argindar, Espejo de color en Hendaia

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Curso de Tarot en San Sebastián - Donostia, 2017 - 2018

19/10/2017 18:54:30 Isabel Merino
Es para saber si ha salido ya el curso de tarot,ya hablé contigo hace un mes,solo es para informarme como va,gracias
19/10/2017 20:06:11 Spiral Áurea
Hola Isabel,

No encuentro tu correo. ¿Podrías escribirme al correo de la página para poder enviarte la información?

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Fluyendo con la vida

 

 

 

 

Septiembre, es un mes de transición. Es verano y otoño en el hemisferio norte. Es el final de las vacaciones y el comienzo de las actividades; cambia el ritmo de vida, los horarios; se pasa del relax al ajetreo. Y, a veces cuesta adaptarse a los ciclos y etapas de la vida.

 

La vida tiene su propia cadencia, sigue su camino. No espera. ¿Has sentido su fuerza?, ¿su ímpetu? Esa pasión contagiosa que impregna todo lo que haces, piensas, creas, amas. Si hay obstáculos los vadeas, saltas, construyes un puente para atravesarlos. Sientes las señales que te envía, sientes que fluyes con ella, sientes que eres uno con ella. Te sientes capaz de todo, incluso de que lo imposible pueda convertirse en posible.

 

Fluir con la vida, es adaptarse a los cambios, a los imprevistos, a los retos, a las dificultades, a las distintas circunstancias que te rodean y que no son fáciles. Y para llevarlo a cabo, tienes que mirar hacia dentro, encontrar dónde reside tu fuerza y saber cuánta tienes. Esa que según en qué momento te encuentres parece que ha desaparecido, no existe; y, además, ha sido reemplazada por un agujero negro, por un vacío emocional, existencial, psicológico...

 

Sin embargo, la fuerza está contigo. Esa fuerza tiene muchos nombres, puedes llamarle amor, energía, esperanza, fe, confianza, escucha, coraje. Eres valiente cuando miras cara a cara a tu dolor, a tu tristeza, a tu rabia, a tu soledad, a tu impotencia, a tu bloqueo, a tu miedo, a tu pérdida.

 

Lo eres cuando decides vivirlas plenamente, darles su tiempo y su espacio, descubriendo así cuáles son tus límites, tu fortaleza, tu impulso. Dónde reside y cuál es tu felicidad. Aprendes a conectar contigo mismo, descubriendo que tienes la llave que te llevará a poder afrontar las distintas circunstancias que se presenten. Descubriendo que eres mucho más fuerte, poderoso, grande y amoroso de lo que creías. Descubriendo que eres vida.

 

Fluir con la vida, es ser uno mismo.

 

Imagen; está tomada de internet y desconozco quién es su autor.

14/09/2017 19:21:13 Pepe Lasala
Leer esto reconforta Mª Eugenia, porque es así, si fluimos con la vida todo se hará más llevadero, ya que todo tiene un por qué y un para qué, y hemos venido aquí a experienciar. Un besote.
15/09/2017 04:01:20 Spiral Áurea
Hola Pepe,

Estoy de acuerdo contigo. Me gusta cómo lo has expresado, muy bonito.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

 

 

 

 

 

Camino evolutivo, aprender a soltar lastre, a fluir, ¿te suenan estas palabras?


El camino evolutivo significa estar despierto, estar y ser uno con uno mismo. Para ello es aconsejable que prestes atención y observes lo que sucede en tu vida. No se trata de ser mejor ni peor, simplemente de ser. Esa es la clave: ser uno mismo, siendo.


Es vivir la vida observando, viviendo en cada momento lo que sucede, sin angustiarse por el pasado, que ya quedó atrás, ni por el futuro, que aún no existe y ni ha llegado. Hacemos camino con cada paso que damos, con cada instante vivido. Todos; tú también.


Ser el observador de tu vida, implica presencia, atención, ver con una mirada “objetiva” lo que sucede en ella. Lo que va a permitir que estés más preparado, tener más fuerzas para afrontar lo que sucede en ese instante o momento, ya sea una pérdida, un cambio, una oportunidad, una alegría... En definitiva, se trata de sacarle más jugo a la vida y sufrir menos.


Esto no significa que no habrá dolor ante situaciones difíciles, complicadas y duras, sino que al conectar contigo, también lo harás con tu fuerza interior, encontrando el impulso y la energía para mirar hacia delante cuando parece que todo flaquea. Lo que te ayudará a vivir estos procesos desde otra perspectiva, con más sabiduría, con más conciencia, con más recursos.


Mirar hacia dentro, implica observar objetivamente tu vida. ¿Cómo se consigue? Confiando en ti, fluyendo. Conociéndote a ti mismo de manera sincera descubrirás cómo eres, tus valores, cualidades, sombras… Al mirarte descubrirás a tu yo más auténtico, que posiblemente no coincida con la imagen que tienen los demás de ti, e incluso te sorprendas al descubrir a un nuevo yo con el que vibras, sintiendo que es real y auténtico. Lo es.


Descubre tus cualidades, tus dones, tus puntos débiles, tu sol y tu sombra. Sé sincero contigo mismo y habrás hecho parte del camino.


Es un camino solitario aunque puedes hacerlo acompañado. Existen herramientas y técnicas que ayudan a que te conozcas un poco más íntimamente y con mayor profundidad. Puedes comenzar por lo más sencillo, buscando actividades, talleres, cursos, con los que vibres o te llaman la atención. Puedes meditar, estar en silencio, reír, bailar, hacer yoga, mindfulness, taichi, reiki, trabajar con cristales, terapias naturales, pintar, aprender o practicar tarot, cantar…

 

Puedes encontrar a personas que te guíen, aconsejen, cuiden, ayuden a encontrarte, a redescubrirte en este proceso. Serán acompañantes, apoyos en tu camino, ya que despertar, avanzar, crecer y evolucionar es único, personal e intransferible, aunque sí puedes compartido.

 

Estar más despierto y en conexión contigo mismo, siempre es beneficioso. Saber dónde reside tu fuerza interior, el impulso que hace que sigas adelante cuando todo está en contra, que remes a favor de la corriente, que disfrutes y vivas la vida con mayor plenitud, hará que vivas y seas más feliz.


El camino evolutivo, el camino del despertar, del ser consciente, es largo, dura toda la vida. Te invito a que mires hacia dentro y conectes contigo mismo. Sé tu mejor amigo, tu mejor aliado y apoyo.

 

 

Imagen: Foto de Spiral Áurea tomada en un bosque de Alerces en el Parque Natural de Aralar, Guipúzcoa.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)

Señales de vidas pasadas: reconociendo lugares

 

 

 

A lo largo de nuestra vida, vivimos situaciones y acontecimientos que consideramos especiales por diversos motivos, y, pueden ser indicios o recuerdos de vidas pasadas. Como por ejemplo:


- Encuentros con personas desconocidas que sientes que reconoces. Relaciones especiales, sentirte unido a una persona, confiar en ella, saber cómo es apenas viéndole un momento.


- Tener conocimiento de un tema, de un idioma, facilidad de aprendizaje, sin haberlo estudio antes, tener sensación de repasar algo que ya aprendiste.

 

- Soñar con personas o con lugares desconocidos que nunca habías visto y reconocerlos en fotografías o reportajes.

 

En esta entrada vamos a hablar de una experiencia real que sirve para ilustrar el tema del que estamos tratando: lugares que aún siendo desconocidos sentimos pertenecer a ellos o nos resultan familiares sin que hayamos estado anteriormente o tengamos información sobre ellos. Al menos en esta vida. En entradas posteriores hablaremos sobre el resto de las señales sobre vidas pasadas.


Dukiñe, acudió a una consulta de canalización porque quería entender y buscaba respuestas a la experiencia que vivió durante a un viaje a Roma. Era la primera vez que visitaba la ciudad, no llevaba ninguna guía de viaje, ni había tenido tiempo de informarse sobre la ciudad, ya que fue un viaje relámpago y no planificado con anterioridad.


Se sorprendió al sentir que volvía a casa, que estaba en casa. Paseando por el foro, desde muy lejos vio las ruinas de un antiguo templo, y sin pensar dijo: "es el templo de Minerva". Sus acompañantes se rieron ante su seguridad y certeza al expresarlo. Al acercarse al templo, leyeron el cartel informativo qué describía qué ruina era. Ponía: Templo de Minerva.


Siguieron su camino y ya en el foro imperial, volvió a identificar las ruinas de un edificio. Esta vez, la casa de las Vestales. Sus compañeros, pudieron comprobar una vez más que no se equivocaba.


Al visitar el Panteón, sintió con certeza que ya había estado allí antes. Mucho tiempo antes. El exterior era el mismo. En el interior, algunas cosas habían cambiado pero seguía reconociendo el lugar. De hecho, era tal la conexión que sentía estando allí, que lo visitó durante todos los días que duró su viaje.


A través de la canalización, Dukiñe descubrió que no había vivido una, sino varias vidas en la Roma Antigua.

 

¿Has vivido una experiencia similar a la de Dukiñe?, ¿has sentido que reconocías un lugar, un sitio desconocido para tí hasta ese momento? Puede que sea el recuerdo de una vida pasada.

 

 

Fuente: Imagen toma de internet. Desconozco quién es su autor.

 

26/07/2017 09:09:32 Maria
cuando tenia 9 años fui a visitar con mis padres la iglesia de Guadalupe en Caceres...recuerdo perfectamente y nunca se me olvidara que al poner el primer pie en sus escaleras senti que ya habia estado alli y se lo dije a mi madre. Por supuesto no me hicieron caso pero yo se que ya habia estado alli...me es muy familiar y quiero volver a ir para experimentarlo.
Un saludo.
26/07/2017 10:30:57 Spiral Áurea
Hola María,

Esas sensaciones son especiales, como la que viviste al estar en Guadalupe, y no se olvidan. Son certezas. No hay dudas. Se sabe.

Gracias por compartir tu experiencia. Y espero que puedas cumplir tu deseo de volver a visitar la iglesia de Guadalupe y así poder volver a sentir la misma sensación que tuviste de pequeña.

Besotes.
27/07/2017 12:48:19 Dukiñe
Hola, María Eugenia

Gracias por publicar y compartir mis experiencias sobre mis vidas pasadas. Creo que otras personas se pueden ver reflejadas en ellas.

Fue un placer estar contigo en consulta. Me diste paz y tranquilidad, y entendí que no era un bicho raro por vivir lo que viví en Roma

Se que volveré a estar contigo.

Un abrazo de luz.
27/07/2017 14:38:50 Spiral Áurea
Hola Dukiñe,

Muchas gracias a tí, por el buen rato que pasamos, por querer compartir con todos tus experiencias en ese viaje a Roma, por entender y comprender que de bicho raro, nada. Faltaría más.

Espero que sigas teniendo más experiencias de este tipo y disfrutes de ellas. Y si te apeteciera compartirlas, aquí hay un sitio para ello.

Besotes.
07/09/2017 07:41:38 Mary
Hola María Eugenia! Desde que soy chica tengo pesadillas de que me persiguen. Puede empezar como un sueño normal hasta que no sé porqué termino corriendo, intentando escapar de alguien. Cuando era pequeña la pesadilla era siempre similar, me encontraba corriendo entre una multitud hasta que la gente se abría y podía ver a un hombre que me miraba, siempre el mismo hombre que no conozco. Durante varios años no soñé más con él pero ayer tuve una pesadilla. Esta vez estaba corriendo en la oscuridad, me agarraban de una pierna y caía al suelo. Luego la persona me aplastaba pero yo lograba empujarla y salir corriendo, intentaba gritar y no podía, entonces yo me daba cuenta que estaba teniendo una pesadilla, que me tenía que despertar. Llego a una pared baja por la que se ve una luz, me agarro de los bordes para subir y alguien me ayuda. Cuando estoy subiendo lo primero que veo es la cara del mismo hombre con el que soñaba antes y, como siempre cuando lo encuentro en el sueño, me muero de miedo y despierto. Significa algo que sueñe tanto con alguien que no conozco y le tenga tanto miedo? Por qué razón puede ser? Muchas gracias
07/09/2017 11:52:29 Spiral Áurea
Hola Mary,

Es posible que tu sueño te esté hablando más de tu vida actual que de una vida pasada. Observa qué está ocurriendo, qué estás viviendo en estos momentos en ella, y es posible que encuentres la clave a tus sueños.

Para una información más detallada tengo que canalizar y eso lo hago en consulta.

Besotes.
22/09/2017 18:50:39 Rosy
Hola María Eugenia me gustaría comentarte algo que me ha pasado estaba durmiendo yo y dije ....mama... con una voz la alegría. me lo comentó mi marido mi madre ya hacía meses que partió y yo me pregunto cuando dije mamá con alegría puede ser yo tuve un encuentro con ella?? Es que yo no me acuerdo de nada cuando me despierte y no me acuerdo de nada si no me dice mi marido que me oyó decir mamá yo no sabría nada muchas gracias guapa.
22/09/2017 22:02:02 Spiral Áurea
Hola Rosy,

Si dijiste "mamá", es porque le viste en sueños. Es posible que fuera solamente un sueño, o que fuera un encuentro. Para saber si fue un encuentro se necesitan más datos. Pregunta a tu corazón qué es lo que viviste, qué recuerdo te llega de ese momento, qué sensación te quedó después de soñar con ella. Ahí tienes pistas de si puedo ser un encuentro o un sueño.

Besotes.
29/10/2017 02:27:02 Rosy
Hola María Eugenia me gustaría que me contestaras a una pregunta ahora viene el día de Todos los Santos y yo desde que mis padres fallecieron siempre les pongo una vela para los dos ahora viene la pregunta.. qué es mejor poneroles una vela por la noche qué es noche de Halloween que toda la vida ha sido noche de pena no de fiestas o al día siguiente qué es día de Todos los Santos? Otra pregunta María Eugenia vale igual una vela para los dos o es mejor una vela para cada uno? Perdona por las molestias un beso.
29/10/2017 18:12:45 Spiral Áurea
Hola Rosy,

Si te apetece poner unas vela a tus padres, da igual el día y el color de la vela. Lo importante es la intención con la que lo haces. Si te sientes que es mejor ponerles una vela el día de difuntos, puedes hacerlo; como también el día de Todos los Santos.

El color de la vela, es preferible que sea blanco; pero puedes poner el que tengas. En cuanto a si es mejor una o dos velas, si puedes, pon mejor dos velas, una para cada uno.

Al encender las velas, es importante poner una intención al hacerlo. Por ejemplo: para que tengan luz mis padres, para que encuentren el camino de la luz, para que se encuentren bien.....

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)