Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Los sueños y los seres queridos fallecidos

 

 

Recibimos mucha información a través de los sueños. Es aconsejable que al levantarnos, escribamos lo que hemos vivido, sentido y experimentado en ellos, anotando todos los detalles que recordemos. Así, podremos analizar e interpretar qué mensajes e información tenemos.


¿Qué ocurre cuando soñamos con los seres queridos que han fallecido?


Los seres que han fallecido, pueden comunicarse con nosotros, y envían información que consideran que es importante para nosotros. No siempre resulta fácil entender lo que quieren transmitirnos, contarnos y decirnos.


La comunicación se realiza de la manera que consideren y les resulte más sencilla. Envían señales y mensajes de maneras distintas hasta que logramos darnos cuenta de ellas. Y una de estas formas, es a través de los sueños. Durante algunos procesos del sueño, estamos en el plano astral. Un lugar, un espacio común, en el que es más fácil la comunicación entre los seres que han fallecido y nosotros.


En estos encuentros podemos verles, sentirles, escucharles, hablarles e incluso podemos sentir contacto físico como un abrazo, una caricia, un beso. Al despertarnos, sentimos que lo que hemos vivido es real. Estos son los encuentros astrales.


También podemos soñar con ellos, siendo simplemente sueños y no encuentros. En estos no recibimos información directa de nuestros seres queridos. Pueden ser sueños agradables o angustiosos. En ellos, podemos estar reviviendo situaciones por las que pasamos durante su muerte, durante su tránsito. Algunos sueños pueden ser angustiosos y dolorosos, pues estamos recordando de manera inconsciente todo lo vivido, el miedo que pasamos, la frustración, la impotencia por su muerte, la culpa por no haber podido actuar, resolver o expresar aquello que sentíamos o queríamos decirles.

 

Todo ello forma parte del proceso de duelo. Son señales que avisan de que está siendo difícil y que hay vivencias, emociones, sentimientos, cicatrices y heridas que necesitan tiempo y ayuda para ser curadas.


Cuando soñemos con nuestros seres queridos que han fallecido es recomendable observar cómo nos sentimos, qué vivencias hemos tenido, si hemos recibido información y de qué tipo. Todo ello puede ayudarnos a descubrir si hemos tenido un encuentro con ellos o simplemente un sueño.


El duelo por la muerte de un ser querido pasa por varias etapas. Vivimos sentimientos y emociones contradictorias que el paso del tiempo tiende a mitigar y a suavizar.


Les echamos de menos y están presentes en el recuerdo, incluso en el día a día. Y también en nuestros sueños.

 

 

Imagen: Gaelle Boissonnard Cards

05/07/2017 20:33:43 Rosy
Hola María Eugenia qué bonito me ha gustado mucho yo soñé hace casi 4 años con mi padre y le di un beso en la mejilla el me sonrío pero no me hablo y con mi madre que ahora en este mes hace un año que partió no he soñado nunca con ella eso sí cuando hacía 15 días que partido yo estaba en la cama y no te queme acariciaban el pelo fue poquito pero hermoso segurísimo que era ella que vino a despedirse oa decirme que está siempre conmigo mi hija sí últimamente ha sonado 4 veces con su abuela pero tampoco la habla el primer sueño que tuvo con ella se abrazaron las dos y se levantó muy feliz un beso muy grande María Eugenia
06/07/2017 12:18:30 Spiral Áurea
Hola Rosy,

Eso más que sueños, son encuentros.

No siempre hablan, pueden abrazarnos, acariciarnos como os ha ocurrido a vosotras.

Me alegro muchísimo que los hayáis tenido y vivido.

Besotes.
10/07/2017 01:24:36 Myrian
Hola querida Maria Eugenia!

Que hermosa entrada! Me ha ayudado a comprender suenos que he tenido desde que mi papa partió. El ano pasado, poco después de su fallecimiento, sone con el: En el primer sueno, mi papa se encontraba de pie junto a la puerta de la cocina y me miro sonriente y feliz, yo le dije que esperara a que llamara a mama y me dijo que tenia que irse y que le dijera a mi mama que el estaba bien. Fue muy lindo y al despertar me sentí muy bien ya que estaba muy angustiada atravesando el comienzo de mi duelo. En otras oportunidades he sonado con momentos de su enfermedad, el hospital, algunas charlas, momentos tristes, entre otros. Me despertaba con mucha angustia, pero ahora se que son suenos parte del duelo y que me van a ayudar a sanar. Gracias x este aporte esclarecedor y muy útil!

Besos!

Myrian
10/07/2017 13:51:41 Spiral Áurea
Hola Myrian,

No podrías explicarlo mejor. Sí, así es. Unos sueños son encuentros, como el que tuviste con tu padre y te dió un mensaje para tí y tu madre; el resto si pueden formar parte del proceso de duelo, y de todo lo que viviste.

Muchas gracias por tus palabras :D.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)