Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Señales de vidas pasadas: reconociendo lugares

Señales de vidas pasadas: reconociendo lugares

 

 

 

A lo largo de nuestra vida, vivimos situaciones y acontecimientos que consideramos especiales por diversos motivos, y, pueden ser indicios o recuerdos de vidas pasadas. Como por ejemplo:


- Encuentros con personas desconocidas que sientes que reconoces. Relaciones especiales, sentirte unido a una persona, confiar en ella, saber cómo es apenas viéndole un momento.


- Tener conocimiento de un tema, de un idioma, facilidad de aprendizaje, sin haberlo estudio antes, tener sensación de repasar algo que ya aprendiste.

 

- Soñar con personas o con lugares desconocidos que nunca habías visto y reconocerlos en fotografías o reportajes.

 

En esta entrada vamos a hablar de una experiencia real que sirve para ilustrar el tema del que estamos tratando: lugares que aún siendo desconocidos sentimos pertenecer a ellos o nos resultan familiares sin que hayamos estado anteriormente o tengamos información sobre ellos. Al menos en esta vida. En entradas posteriores hablaremos sobre el resto de las señales sobre vidas pasadas.


Dukiñe, acudió a una consulta de canalización porque quería entender y buscaba respuestas a la experiencia que vivió durante a un viaje a Roma. Era la primera vez que visitaba la ciudad, no llevaba ninguna guía de viaje, ni había tenido tiempo de informarse sobre la ciudad, ya que fue un viaje relámpago y no planificado con anterioridad.


Se sorprendió al sentir que volvía a casa, que estaba en casa. Paseando por el foro, desde muy lejos vio las ruinas de un antiguo templo, y sin pensar dijo: "es el templo de Minerva". Sus acompañantes se rieron ante su seguridad y certeza al expresarlo. Al acercarse al templo, leyeron el cartel informativo qué describía qué ruina era. Ponía: Templo de Minerva.


Siguieron su camino y ya en el foro imperial, volvió a identificar las ruinas de un edificio. Esta vez, la casa de las Vestales. Sus compañeros, pudieron comprobar una vez más que no se equivocaba.


Al visitar el Panteón, sintió con certeza que ya había estado allí antes. Mucho tiempo antes. El exterior era el mismo. En el interior, algunas cosas habían cambiado pero seguía reconociendo el lugar. De hecho, era tal la conexión que sentía estando allí, que lo visitó durante todos los días que duró su viaje.


A través de la canalización, Dukiñe descubrió que no había vivido una, sino varias vidas en la Roma Antigua.

 

¿Has vivido una experiencia similar a la de Dukiñe?, ¿has sentido que reconocías un lugar, un sitio desconocido para tí hasta ese momento? Puede que sea el recuerdo de una vida pasada.

 

 

Fuente: Imagen toma de internet. Desconozco quién es su autor.

 

26/07/2017 09:09:32 Maria
cuando tenia 9 años fui a visitar con mis padres la iglesia de Guadalupe en Caceres...recuerdo perfectamente y nunca se me olvidara que al poner el primer pie en sus escaleras senti que ya habia estado alli y se lo dije a mi madre. Por supuesto no me hicieron caso pero yo se que ya habia estado alli...me es muy familiar y quiero volver a ir para experimentarlo.
Un saludo.
26/07/2017 10:30:57 Spiral Áurea
Hola María,

Esas sensaciones son especiales, como la que viviste al estar en Guadalupe, y no se olvidan. Son certezas. No hay dudas. Se sabe.

Gracias por compartir tu experiencia. Y espero que puedas cumplir tu deseo de volver a visitar la iglesia de Guadalupe y así poder volver a sentir la misma sensación que tuviste de pequeña.

Besotes.
27/07/2017 12:48:19 Dukiñe
Hola, María Eugenia

Gracias por publicar y compartir mis experiencias sobre mis vidas pasadas. Creo que otras personas se pueden ver reflejadas en ellas.

Fue un placer estar contigo en consulta. Me diste paz y tranquilidad, y entendí que no era un bicho raro por vivir lo que viví en Roma

Se que volveré a estar contigo.

Un abrazo de luz.
27/07/2017 14:38:50 Spiral Áurea
Hola Dukiñe,

Muchas gracias a tí, por el buen rato que pasamos, por querer compartir con todos tus experiencias en ese viaje a Roma, por entender y comprender que de bicho raro, nada. Faltaría más.

Espero que sigas teniendo más experiencias de este tipo y disfrutes de ellas. Y si te apeteciera compartirlas, aquí hay un sitio para ello.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)