Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Señales de vidas pasadas: reconociendo personas

Señales de vidas pasadas: reconociendo personas

 

 

 

Vivimos muchas existencias, muchas vidas. Al nacer “olvidamos” la información de las vidas anteriores. Hacemos un reseteo. Cada vida, es un aprendizaje nuevo, nuevas vivencias y experiencias. Todo ese bagaje acumulado vida tras vida, queda almacenado de manera inconsciente en nuestra esencia, en nuestra alma, en nuestro ser, en lo que somos y en como evolucionamos.

 

Tal vez, en algún momento de tu vida, has sentido que conocías a una persona que te acababan de presentar y por mucho que intentaras recordar y pensar de qué la conocías, siempre llegabas a la misma conclusión, era la primera vez que la veías.

 

Es posible que al ver a tu pareja por primera vez, sintieras que era ella y no otra el amor de tu vida. Y por mucho que razonaras, y dijeras que era imposible, tu voz interior, sabía la verdad. Lo mismo te ha podido pasar con tu mejor amigo, compañero, tus hijos... Hay relaciones que van más allá de la mera simpatía, del caerse bien o enamorarse a simple vista. Sensaciones y certezas que escapan a toda lógica.

 

Conozco a Tomás, (por privacidad he cambiado su nombre). Desde hace varios años, ha venido a consulta en diferentes momentos, buscando orientación, apoyo y guía. Es una persona discreta, abierta y bastante racional.


Todo comenzó en el momento en que una amiga suya le presentó a su pareja. Su presencia le resultaba familiar y aunque era la primera vez que se veían, estaba incómodo delante suyo. Estuvo buscando nexos de unión entre ellos pero no los había. Aunque charlaron animadamente, Tomás al despedirse, se sentía nervioso. 


Siguieron coincidiendo en otras ocasiones, y aunque los encuentros eran cordiales y distendidos, Tomás seguía sintiendo que debía permanecer alerta, en guardia, especialmente, debía proteger su espalda. Le inquietaba profundamente la sola presencia de esa persona. No la quería tener cerca. No entendía que le pasaba. 


Vino a consulta decidido a investigar qué le ocurría. Descubrió que se conocían de otra vida. De ahí que su presencia le resultara familiar a pesar de ser un total desconocido hasta ese momento.

 

Seguimos trabajando y Tomás encontró la respuesta. Los dos habían pertenecido a un mismo bando, por los ropajes parecía un ejército, tenían distintas ideas, eran amigos y se respetaban. Un día, por interés, esta persona traicionó a Tomás, sin importarle nada la amistad que hasta entonces habían tenido. Sin importarle lo más mínimo, le dejó vendido e indefenso ante una situación que acabó costándole la vida. 

 

Reconoció a esta persona: era la pareja de su amiga, y entendió el porqué de todo lo que sentía al encontrarse de nuevo con el.


El siguiente paso a dar, era entender que son dos vidas distintas, la del pasado y la actual. Y que no tienen por qué repetirse los mismos hechos. Es posible que, en esta vida, se hayan vuelto a reencontrar para poder solucionar aquello que antes les separó, y así, cerrar una etapa y comenzar una nueva, como parte del aprendizaje, de su evolución.

 

Si te apetece compartir tus experiencias, puedes hacerlo en los comentarios de esta entrada; estaremos encantados de escucharte y leerte. Si sientes que has tenido vivencias parecidas a lo que contamos en esta entrada, te sientes identificado y tienes dudas sobre lo que te sucede y crees que podemos ayudarte a encontrar mas información, puedes ponerte en contacto a través del correo para solicitar una consulta.

 

 

Imagen: Dabid Argindar, Espejo de color en Hendaia

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)