Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Visualización y ritual: Solsticio de Verano y noche de San Juan

Visualización y ritual: Solsticio de Verano y noche de San Juan

 

 

Cualquier día es bueno para visualizar, meditar, estar contigo mismo. Igualmente para realizar un ritual sencillo en el que poner tu intención, tu energía para potenciar el logro de un deseo o dar fuerza a una meta, un proyecto, una idea, un sentimiento. Tanto el Solsticio de Verano e Invierno como la noche de San Juan, son días energéticamente muy potentes, con mucha fuerza.

 

Si te animas a vivir la energía de estos días de una manera distinta, desde Spiral Áurea, te proponemos dos ideas: una visualización y un ritual. Muy sencillas de hacer.

 

Tanto la visualización como el ritual puedes hacerlos el día del Solsticio como la noche de San Juan, -y también cualquier otro día del año que te apetezca- y te animamos a que los hagas tuyos añadiendo tus propios "ingredientes", aderezándolo a tu manera.

 

Visualización para el Solsticio de Verano y la noche de San Juan

 

Busca un lugar tranquilo en el que puedas estar cómodo y que sepas que no vas a ser molestado. Aunque la visualización puede durar cinco minutos, puedes estar el tiempo que desees.

 

Visualización para el Solstico. Siente que la energía del sol baña tu cuerpo desde la cabeza a los pies. Imagina que el sol ilumina tus ideas, pensamientos. Deja que se llene de luz todo tu ser, que se diluyan en esa luz dorada tus miedos y bloqueos, aportando soluciones a tus dudas, a tus temores.

 

Siente que tus preocupaciones se desvanecen, deja que entre la esperanza y la alegría en tí. Siente que la energía vital de este día te llena de impulso, de fuerza, de ganas, de pasión, de ánimo, de positividad y optimismo.

 

No tengas prisa, tómate tu tiempo, disfruta de esta energía, de este baño de energía positiva.

 

Al finalizar, puedes dar las gracias por lo que has experientado, por la información que has recibido, por lo que has visto, por lo que has sentido y, a tí mismo por dedicarte este tiempo.

 

Noche de San Juan. Visualiza una hoguera viva, aliméntala con aquello que deseas eliminar de tu vida, con aquello que ya no tiene sentido para tí, ya sea porque ya ha terminado, está caduco, es un lastre, te pesa o duele. Pueden ser ideas, pensamientos, emociones, sentimientos, creencias, rutinas...

 

Al arder, el fuego consume lo que deseas que desaparezca de tu vida. Mientras las llamas bailan siéntete libre, siente cómo te liberas del peso de las cadenas de aquello que te ata. Siente la fuerza del fuego que purifica y te ayuda e impulsa a resurgir como el ave fénix de tus cenizas. Siente la fuerza que reside en tí, confía en tu poder, eres capaz de llevar el timón de tu vida y llegar a buen puerto.

 

Respira y fluye con el fuego, se uno con el fuego. Siente que bailas con la ligereza de las llamas.

 

Al finalizar, puedes dar las gracias por lo que has experientado, por la información que has recibido, por lo que has visto, por lo que has sentido y, a tí mismo por dedicarte este tiempo.

 

 

Ritual para el Solsticio de Verano y la noche de San Juan

 

Antes de iniciar el ritual, ten claro cuál es el objetivo, la intención con la que lo realizas, cuál es el propósito que buscas. Se lo más concreto posible. Puedes trabajar varios aspectos aunque cuanto más concreto seas, más fuerza le darás.

 

No te olvides de tener cuidado al encender el fuego o la vela. Recuerda que es tu responsabilidad hacerlo en un lugar protegido donde no pueda haber accidentes ni contratiempos.

 

Necesitas:

 

  • - bol que soporte el calor o una cazuelita de barro
  • - carboncillo
  • - una pequeña hoguera
  • - una vela
  • - cerillas
  • - un boli
  • - dos hojas de papel
  • - hojas de laurel seco
  • - ramita de romero
  •  

 

Si lo vas a hacer en casa:

 

Opción A, toma un bol que resista el calor. Con la ayuda de un carboncillo enciende un fuego y vete añadiendo unas pocas hojas de romero y laurel (no muchas para que el humo no sea molesto). Ya tienes una pequeña hoguera.

 

Opción B, toma un bol que resista al fuego o una cazuelita de barro. Coloca dentro una vela de color blanco o del color que tengas en casa. Ya tienes tu pequeña hoguera. Si te apetece también puedes añadir las hojas de romero y de laurel.

 

Mientras prende esa pequeña hoguera, tómate un tiempo para estar contigo mismo, medita, siente y piensa cómo quieres vivir tu vida, cuáles son tus metas y deseos, qué necesitas para conseguirlo y qué te lastra, te obstaculiza, o simplemente, ya está caduco o ha pasado.

 

Cuando lo sepas, toma una hoja de papel y escribe en ella, todo aquello que ya no quieres en tu vida. Por ejemplo: dejar de fumar, dejar atrás la tristeza, los miedos, dejar una relación tóxica...

 

Una vez que lo hayas escrito, puedes arrojar este papel al fuego y esperar a que se consuma bien junto con el laurel y el romero, bien con la llama de la vela. Siente que a la vez que el fuego lo va quemando, también elimina y purifica lo que ya no deseas; que se disipa con el humo.

 

En otra hoja de papel, escribe todo aquello que deseas, enfocándolo desde lo positivo, desde la esperanza. Por ejemplo: deseo la llegada del amor, encontrar paz y sosiego, descansar bien por las noches, viajar a ver las auroras boreales .... No lo eches al fuego, guárdalo hasta el año que viene en un lugar que sea especial para ti: una cajita, en un sobre en el fondo de tu cajón...

 

Si lo haces en una hoguera al aire libre:

 

Sigue los mismos pasos como si lo hicieras en casa salvo que en vez de encender la vela o crear tu pequeña hoguera en el bol, puedes arrojar el papel con lo que deseas eliminar junto con el romero y las hojas de laurel directamente al fuego de las hogueras que están al aire libre.

 

Una vez que hayas terminado, puedes saltar bien sobre la vela encendida, bien sobre la hoguera en la calle. Siente que el fuego te purifica y limpia.

 

Y sobre todo, disfruta de la energía de estos dos días, cárgate de energía positiva, diviértete. Son días mágicos. Son días de Luz.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:
(captcha)