Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

 

 

Estamos viviendo una época en que la energía que nos rodea está un "poco revuelta". Desde el 26 de mayo y hasta el 10 de junio, estamos inmersos en un pasillo de eclipses. Energéticamente hablando, esta época es un acelerador de posibilidades y de oportunidades. El tiempo se vive y pasa más rápido.

 

En estos días es muy posible, que experimentes sentimientos encontrados, la sensibilidad se extreme, puedas tocar fondo e impulsarte con fuerza hacia delante. La tristeza, la depresión, la rabia, la incomprensión, la frustración, se alternan con la alegría, la mirada interior, las ganas de comerse el mundo. Todo ello junto y a veces, hasta revuelto.

 

Estamos viviendo situaciones complicadas donde la vida nos lleva a que descubramos e investiguemos quién somos, qué deseamos conseguir, qué metas son las verdaderamente importantes... Y para ello, se levanta la alfombra de nuestra vida y vemos qué hay debajo. Nuestras sombras, nuestros miedos salen a la luz con mayor fuerza. Incluso podemos estar viviendo situaciones y pruebas que se repiten y que creíamos a ver superado con anterioridad. Simplemente, es la manera de resituarnos y confrontarnos con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

 

¿Estamos dónde queremos estar?, ¿nos sentimos plenos o perdidos y bloqueados?, ¿qué heridas aún duelen y no están cerradas?, ¿qué situaciones creíamos que no habíamos superado y ya no nos molestan? Estas son algunas de las preguntas que podemos hacernos con más intensidad a lo largo de estos días.

 

Si te sientes perdido o que tu vida parece estancada y no ves la luz, toma un respiro. Medita, mira hacia atrás y observa en qué punto te encuentras, dónde estabas antes, dónde quieres estar, cómo deseas vivir.

 

Si te cuesta meditar, puedes hacer dos listas. Escribe en una de ellas, lo que te molesta, inquieta, asusta, angustia, desconoces, duele. Y en la otra, apunta, tus deseos, tus metas. Compara ambas listas, ¿encuentras alguna relación entre ellas?. Observa y escúchate, qué es lo que resuena y vibra contigo. ¿Crees que puedes cambiar algún aspecto de tu vida?, ¿qué necesitas potenciar para conseguir tus metas?...

 

Estos días nos recuerdan que la vida sigue adelante y debemos apostar por quiénes somos, qué deseamos y cómo queremos vivir. Son días de reseteo y reubicación.

 

Tras el eclipse del día 10 de junio, justo 11 días después, llega el solsticio de verano. En el que podemos seguir trabajando todos estos temas. Puedes continuar escribiendo tus listas. Y si sientes que deseas dejar atrás parte de lo vivido, el día del solsticio es el ideal para dar carpetazo a lo viejo, para cerrar etapas y comenzar las nuevas.

 

Toca vivir días intenso de introspección y escucha amorosa. Merece la pena estar abierto a ver la luz en la oscuridad, a encontrar el camino y las indicaciones a seguir cuando estamos perdidos, y a crecer y evolucionar.

16/06/2021 21:14:49 Merche
Hola Eugenia, me gustaría preguntarte mi hija se suicidio tras sufrir bullyng i burlas constantes por parte de sus compañeros incluso llegó a sufrir agresiones lo mantuvo todo en silencio dado que era una niña con mucho amor propio i tenía un carácter muy fuerte. Siempre me pregunto que pasa con ellos dado que es un poco injusto todo.. me causa mucha intriga saber lo que hay detrás. Un saludo.
19/06/2021 12:24:39 Spiral Áurea
Hola Merche,

¿Te refieres a qué ocurre en los otros planos cuando una persona se suicida?

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

A lo largo de la vida vivimos muchos duelos, ya sea por rupturas amorosas, cambios de trabajo, de ciudad, de amistades; y por supuesto, el duelo por la muerte de un ser querido.

 

Nada es igual tras la pérdida de un ser querido. Todo cambia. La muerte marca y rompe por dentro. Experimentar un duelo más "suave" o más "difícil" va a depender de varios factores, entre ellos: de nuestra personalidad y carácter, de nuestro apego, de nuestro nivel de estrés y ansiedad, de nuestras creencias, de nuestra espiritualidad, ...

 

El proceso del duelo, carece de tiempo. Podemos experimentar altibajos,. A veces será más llevadero; otras, en cambio, será más duro. Podemos vivir muchas emociones y sentimientos encontrados, desde la rabia, la culpa, la ansiedad, la tristeza, el dolor, la alegría, la paz, la calma. Incluso es posible, vivir estas fases a lo largo de un mismo día o tiempo.

 

Es posible, que sintamos culpa y que nos preguntemos "y si...". "Y si le hubiera dicho esto, y si hubiera llegado antes, y si ....." Podemos encontrar un "y si" para cualquier momento o circunstancia que vivimos. Tenemos que tener cuidado con estos "y si". No podemos cambiar lo que hicimos y dijimos, o lo que no expresamos. No podemos controlar aquello que no está a nuestro alcance. Es bueno recordar que todas las palabras que dijimos o no expresamos, todas las acciones que tomamos o no en ese momento, fueron las mejores en ese instante y en esa situación.

 

El dolor por la pérdida de un ser querido, el vacío que se siente, no es reemplazado por nada ni por nadie. Deja una cicatriz profunda que con el tiempo se suaviza, y cuando menos lo esperamos, puede volver a aparecer con toda su crudeza e intensidad.

 

El duelo, nos lleva de la mano a lo más profundo, a lo más hondo de nosotros. Nos encara con los miedos, las sombras, las dudas, el vacío. Sin embargo, el duelo, también da alas. Nos acompaña en un proceso de crecimiento interior, ayuda a valorar lo que somos y tenemos en la vida. Es un proceso que impulsa el renacer interior. No, no es fácil. No es rápido. Pero ayuda a conectar con quienes somos, con nuestra alma.

 

Si estás viviendo por un proceso de duelo, sé paciente, compasivo y respetuoso contigo mismo, ámate, quiérete, mímate, dedícate tiempo. No tengas prisa, no corras. No temas expresar lo que sientes. rodéate de personas de tu confianza y que te apoyen en todo momento. Permítete ser siempre tú.

07/06/2021 01:22:59 Myrian
Querida M. Eugenia,
Como te conté, Carlos mi marido falleció hace poco más de un mes. Estoy atravesando un nuevo duelo. Primero fue mi papá y ahora Carlos, mi amor, mi compañero. Duele mucho. En un mismo día siento tranquilidad y angustia, paz y dolor x extrañarlo. Sé que él está bien porque en el Cielo todo es Amor. Trato de hacer lo que decis....trato de quedarme tranquila de que pudimos despedirnos....pude acompañarlo hasta el final....Me volví con mi mamá. No quería estar mas en la casa que compartimos juntos. No quiero estar sola. A veces siento un vacío que duele. A veces siento que tengo que estar bien porque el esta bien y feliz.
Gracias x tus palabras tan acertadas, claras y tranquilizadoras.

Besos,

Myr
07/06/2021 11:38:30 Spiral Áurea
Hola Myrian,

Has perdido a tu amor, a tu compañero de vida. Y aunque sepas que se encuentra bien, el vacío por su muerte es enorme, es normal que lo sientas.. Cuídate mucho, haz caso a tu corazón, sigue tu ritmo.

Besotes enormes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

Tenemos la capacidad de crear, de idear, de soñar. Imaginar, favorece la creación, el dar forma a aquello que deseamos. Imaginamos una situación, un color, una sensación, una obra, un proyecto, una conversación, una relación. Imaginamos, proyectamos cómo puede desarrollarse y evolucionar.

 

Visualizar sería similar, sin embargo, hay una pequeña diferencia muy sutil; y es que visualizar conlleva percibir, sentir y vivir realmente aquello que hemos imaginado. Visualizar es un paso más allá a la imaginación.

 

Ambas, imaginación y visualización, van de la mano.

 

Vamos a poner un ejemplo.

 

Vamos a imaginar que caminas por un bosque. Estás allí, miras a tu alrededor y observas lo que ves. Es posible que veas el cielo azul, los árboles frondosos, la luz del sol que se tamiza entre la ramas. Puedes ir añadiendo elementos que desees: pájaros, ríos, una casa, personas. Puedes imaginar que vives allí y cómo puede ser tu vida. Imaginar se acerca más al deseo. Sería parecido a darle forma a un deseo, proyecto, meta.

 

Ahora vas a visualizar que estás en el bosque. Vas a sentir las briznas de hierba mientras caminas sobre ella, el olor del bosque, la rugosidad de la corteza de los árboles, el canto de los pájaros, la temperatura...

 

Al visualizar estás más en contacto con tus emociones y sentimientos. Lo que percibes puede ser más claro y nítido. Observa con atención lo que va sucediendo ya que puedes recibir información y respuestas a muchas de tus inquietudes, preocupaciones, preguntas. No imagines qué va a suceder, deja que suceda. Fluye y observa qué ocurre. Como si fueras el espectador de una película y además, formaras parte de ella.

 

En ese fluir, puedes acceder a estados de conciencia más elevados que permiten obtener una información más precisa sobre hechos que van a suceder o ya han acontecido, tener encuentros con otras personas, con seres que han fallecido, con guías; tener acceso a los registros akhásicos, sanar situaciones y heridas personales, meditar; puedes utilizar esta herramienta para programar sueños lúcidos, para mejorar la calidad del sueño...

 

Si te cuesta visualizar, puedes comenzar imaginando lo que deseas y cuando te sientas cómodo con ello, da un paso más. Fluye y observa cómo te sientes.

 

También puedes acceder a las visualizaciones guíadas dónde sólo tienes que seguir los pasos que van marcando y siempre siempre, déjate llevar. No marques pautas, permanece abierto a lo que ocurre. De esta manera, será más fácil que puedas obtener respuestas a tus preguntas, dudas... Déjate sorprender, déjate llevar por tu intuición, por el camino que marca tu alma.

 

Imaginar y  visualizar son dos herramientas estupendas que facilitan nuestro trabajo interior, evolutivo y espiritual.

 

En Spiral Áurea, visualizar es una heramienta que utilizamos a diario. Para tener buenos resultados, recomendamos visualizar de manera continua. Si te apetece y estás interesado en aprender a visualizar, puedes contar con nosotros. Organizamos talleres de visualización. Puedes solicitar más información en info@spiralaurea.com.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

Vivir el duelo no es fácil. Por muy preparados que estemos para afrontar la muerte de un ser querido, su ausencia deja una huella profunda, un vacío inmenso en nuestro corazón que puede llegar a trastocar nuestra vida. Y cuando la muerte es repentina, traumática o trágica, el duelo aún puede ser mucho más difícil de transitar.

 

Cada duelo es diferente y distinto. No hay dos iguales. Si queremos ayudar a personas que están pasando por este proceso, lo haremos siempre desde el amor, el respeto, la comprensión, la empatía, la escucha sincera, la observación, el silencio y atendiendo a sus necesidades. Estas pueden ser tanto físicas, mentales, emocionales, espirituales, como prácticas, del día a día.

 

La mejor manera de poder ayudarles es preguntarles qué necesitan. Y si no pueden respondernos, estaremos atentos a sus necesidades y así poder ayudarles en aquello que necesitan. Es posible que quieran permanecer en silencio, en soledad, retirarse por un tiempo de la vida cotidiana; o por el contrario, deseen hablar de lo ocurrido, de sus vivencias.

 

Nuestras experiencias pueden ayudarnos a empatizar, a comprender, a sentirnos cerca de su dolor. Sin embargo, el dolor, es único e individual. Aunque hayamos vivido la misma pérdida que la persona a la que estamos acompañando, la manera de sentirlo puede ser completamente diferente.

 

A veces por querer ayudar, damos por sentado que nuestras necesidades son las suyas. Y no tiene porqué ser así. La escucha sincera y la empatía, son herramientas que van a facilitar el acompañamiento. Una vez más, es mejor preguntar cómo podemos ayudarles. Tal vez, pidan ser abrazados, acariciados; que salgamos a pasear con ellos, que les escuchemos cuando quieren hablar del ser que ha fallecido, de sus recuerdos; o puede que necesiten que saquemos a pasear a sus perros, que les hagamos la compra. Es importante que sepan que que estamos junto a ellos.

 

Acompañamos desde el amor, desde el respeto. No comparamos, no juzgamos, no criticamos. Cuando muere un ser querido, el mundo cambia por completo en un segundo. La vida se detiene, va a otra velocidad. Se necesita tiempo para asumir, aceptar e integrar todo lo que ha sucedido. Este proceso, tiene su ritmo; y también es personal. En ocasiones es más lento; en cambio, en otras, va más rápido.

 

El duelo no es un camino recto. Tiene curvas, recovecos, cambios de sentido, giros, subidas y bajadas. Es una montaña rusa de emociones y sentimientos donde la tristeza, el dolor, puede mezclarse con la culpa, la rabia, e incluso se pueden experimentar momentos de alegría o risas. Todo ello, en segundos, minutos, horas. Es cierto que con el paso del tiempo, el dolor se apacigua, aunque no desaparece. Se convive con él y un día, inesperadamente, aparece con toda su fuerza y crudeza, arrasándonos por dentro, dejándonos devastados. Aunque pasado un tiempo, volveremos a convivir nuevamente con él.

 

Tanto si estamos atravesando el duelo como acompañando a quién está transitando por este proceso, es importante recordar que debemos cuidarnos y mimarnos. Aceptarnos tal y como somos, con nuestra vulnerabilidad y nuestra fortaleza. La paciencia y el amor se van a ser nuestros mejores aliados en estos momentos tan difíciles.

27/04/2021 13:58:04 Maria Magdalena
Es tal cual lo describen, gracias!
29/04/2021 22:24:14 Spiral Áurea
Hola María Magdalena,

Gracias a ti.

Besotes.
15/05/2021 01:20:50 Myrian
Querida Maria Eugenia!
Hace bastante que no me comunicaba....Recien entro al blog y me encuentrò con este articulo...Siento como si lo hubieras escrito para mi....Con tu acompañamiento fui transitando el duelo de mi papa y hoy estas palabras tuyas cobran mas sentido que nunca ya que el 21 de abril pasado falleció mi marido Carlos. Nosotros nos llevabamos 31 años de diferencia pero nunca fue un obstaculo. Tuvimos 14 años de una vida hermosa juntos. Hace 12 años el habia tenido un ACV pero estaba muy bien. En estos últimos tiempos se había complicado un poco su salud pero nada grave. Sin embargo, el se sentía triste x tener que usar bastón y se veia a si mismo que no era el de antes. Siempre traté de contenerlo y animarlo pero el rechazo de sus hijos lo entristecia mucho también. Ese 21 comenzo como todos los días pero a la tarde se descompenso y a la noche falleció. Tuve el privilegio de estar a su lado, me dijo q no queria morir y en un momento esperando la ambulancia me abrazo y me dio un beso en la frente. Yo senti que esa era la despedida.
Hoy lo extraño mucho y el día a día es doloroso pero siento paz porque se que dejo de sufrir y que esta feliz. Tambien lo siento cerca y he recibido una señal hoy. Le dije q lo extrañaba y por que me habia dejado? Iba en mi auto con Musica y de repente la canción q comenzo a sonar fue Here with me de Dido q seria en castellano algo como Estoy aqui contigo. Para mi Carlos me hizo saber que esta a mi lado.
Como siempre gracias María Eugenia y nuevamente gracias x acompañarme en este nuevo duelo.
Besos,
Myrian
17/05/2021 21:22:50 Spiral Áurea
Hola Myrian,

Siento mucho la pérdida de Carlos. Es cierto que tuviste el regalo de acompañarle y de sentir que ese beso, era muy especial, era su despedida.

Me alegro mucho que le sientas y percibas. Y que además os comuniquéis a través de las canciones.

Te mando un abrazo enorme y un beso gigantesco.

Besotes.
18/05/2021 03:35:02 Myrian
Gracias Maria Eugenia!

Ese beso fue el mas hermoso y dulce que alguna vez me dio!
Creo que Carlos eligió una canción porque cuando yo le hacia masajes para aliviar su dolor de cintura le ponía musica y a el le gustaba mucho!
Gracias porque tus palabras son un mimo para mi alma!
Gracias a vos se que hoy es feliz y no sufre!
Besos,

Myrian
20/05/2021 02:10:37 Spiral Áurea
Hola Myrian,

Si eligió esa canción es porque sabía que ibas a saber que se trataba de él, ibas a comprender su mensaje y lo que quería decirte.

Ese beso no se te va olvidar nunca. Ese beso fue y es un tesoro.

Un abrazo enorme.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Respondiendo a varias de vuestras preguntas y dudas

 

 

En esta entrada retomamos la sección del consultorio. O lo que es lo mismo, vamos a responder a varias de las preguntas que soléis hacer ya sea escribiéndolas en los comentarios de los posts o enviándolas por el correo. Al ser preguntas que tienden a ser frecuentes, consideramos que las respuestas pueden ayudar a otras personas que tienen las mismas dudas en estos momentos.

 

Alicia quiere saber si perjudicial o negativo el establecer contacto o una comunicación con su marido fallecido.

 

La respuesta es simple, no. No es perjudicial. Tampoco vamos a molestarle si contactamos con él o con cualquier otro ser que haya fallecido.

 

Al morir cada ser, cada alma, sigue su proceso evolutivo. Algunos, eligen como misión seguir junto a nosotros, ayudándonos o acompañándonos durante un tiempo, el que ellos decidan. Otros en cambio, deciden evolucionar yendo a otros planos. Todo es correcto.

 

Si establecemos una comunicación con un ser que ha fallecido, es él quién decide si quiere ponerse en contacto o no con nosotros. Si desea transmitir un mensaje establecerá la comunicación.

 

Rocio quiere saber por qué no puede soñar con un ser querido que ha fallecido y en cambio, otros familiares si lo han hecho.

 

No todas las personas soñamos con los seres que han fallecido aunque deseamos hacerlo. Son varios los factores que influyen en ello: el dolor que sentimos, el propio proceso del duelo, el baile de emociones y sentimientos que experimentamos, las mismas ganas de soñar con ellos, la apertura del canal..... 

 

Tenéis más información sobre este tema en: https://www.spiralaurea.com/blog-evolutivo-espiritual/por-que-no-puedo-sonar-con-mis-seres-queridos-fallecidos/

 

Pedro quiere saber la diferencia que hay entre un sueño y un encuentro con los seres queridos fallecidos.

 

Cuando soñamos con un ser que ha fallecido podemos estar reviviendo fases o etapas que vivimos junto a ellos, como su dolor, su enfermedad, conversaciones que tuvimos, alguna historia que nos contaron, etc. Estos sueños, normalmente forman parte de nuestro proceso de duelo y ayudan a ir integrando y asimilando todas las emociones y sentimientos que hemos experimentado y que por diferentes motivos no pudimos hacerlo en su momento. 

 

Cuando los sueños son felices, puede tratarse realmente de sueños. Sin embargo, si sentimos que estamos viviendo una situación real, en la que nos transmiten información sobre cómo se encuentran, qué aspecto tienen, si sentimos su mirada, su tacto, sus caricias... entonces, no son sueños, son encuentros.

 

Tenéis más información sobre este tema en: https://www.spiralaurea.com/blog-evolutivo-espiritual/suenos-y-encuentros-con-los-seres-queridos-fallecidos/

 

María comenta que durante un tiempo ha soñado varias veces con su abuela fallecida, pero de un tiempo a esta parte, ha dejado de hacerlo y quiere saber el porqué.

 

Cuando un ser que ha fallecido, que ha elegido los sueños o los encuentros para hacer llegar a sus allegados los mensajes que quería dar y ya no tiene nueva información que comunicar, suelen dejar de aparecer en sueños hasta que considere que quiere comunicar algo nuevo.

 

Además, suele ser habitual, que elijan nuevas formas de poder comunicarse con sus familiares. Cuando dejéis de soñar con ellos, prestad atención a lo que os rodea, música, aromas, objetos que aparecen o desaparecen, personas que aparecen en vuestra vida...

10/04/2021 23:10:19 Patricia
Hola mi abuela murió hace tiempo i no se es un poco difícil explicar lo que paso.. Pero yo noto que a veces cuando fallece una persona en el entierro empieza a llover o hacen días tristes eso porque puede ser?
13/04/2021 12:56:59 Spiral Áurea
Hola Patricia,

Es posible que te haya ocurrido a ti, y que en alguna ocasión también suceda, pero no es habitual que se produzcan estos hechos en todos los entierros y funerales. No debería existir una correlación entre ambos sucesos.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Equinoccio de primavera: potenciando proyectos

 

 

Si, por fin llega la primavera. Y lo hace este sábado día 20 a las 10:37 de la manaña.

 

La primavera es la estación del color, de los brotes, del florecimiento. Tras la pausa del invierno, la vida estalla con toda su fuerza y poderío.

 

Antes de que salga a la luz un proyecto, una meta, un deseo, hay que trabajarlo desde la base, siendo conscientes, pensando y sintiendo aquello que necesitamos hacer para que salga adelante. Este es el camino de la transformación que se produce del invierno a la primavera.

 

El equinoccio de primavera tiene una energía poderosa que podemos utilizar para impulsar y dar fuerza a nuestros proyectos e ideas.

 

Si te apetece celebrar este día de una manera diferente, te proponemos conectar con la esencia de este día a través una visualización.

 

Allá vamos.

 

VISUALIZACIÓN

 

Primer paso. Busca un lugar en el que estés tranquilo, cómodo y relajado. Si puedes estar en la naturaleza, estupendo. Y si no es posible, también estupendo. Puedes poner junto a tí una planta o una imagen de un paisaje que te guste y te haga sentir que estás conectado a la tierra.

 

Segundo paso. Conecta con la energía de este día, con la fuerza de la primavera, con el estallido de la vida. Visualiza una luz de color blanco, dorado o arco iris que entra a través de tus pies y llega hasta tu cabeza. Se expande por todo tu cuerpo. Lleva esta energía a las palmas de tus manos y observa cómo salen de ellas rayos de colores blancos, dorados o arco iris.

 

Si sientes calor, escalofríos, hormigueo, frío... No te preocupes, es normal. Es la energía que se está moviendo.

 

Tercer paso. Piensa en un proyecto, en una idea, en un deseo, en una meta que deseas conseguir. Visualiza que lo plantas en la tierra, lo cuidas y riegas. Poco a poco va haciéndose más y más grande hasta que se abre lleno de fuerza y color a la vida. Todo se llena de la luz dorada, blanca o arco iris. 

 

Cuarto paso. Observa cómo crece tu proyecto y se convierte en aquello que has deseado, es todo un éxito. Observa tus sentimientos, tus pensamientos, tus sensaciones. Relájate y disfruta de lo logrado.

 

Si lo deseas, puedes plantar tantos deseos, proyectos y metas como tengas. Dales tu luz, tu energía y la del equinoccio.

 

Puedes repetir esta visualización todas las veces que consideres necesarias tanto el sábado como otros días. Dale tu toque personal, hazla tuya.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

La misión de vida

 

 

Durante ciertas épocas de la vida surgen ciertas preguntas espirituales y evolutivas para las que  a vaces, no encontramos una respuesta sencilla y rápida.

 

Estas preguntas pueden ser: cuál es el sentido de mi vida, qué he venido a hacer a esta vida, cuál es mi misión de vida... Puede que ya las hayas formulado y obtenido las respuestas que buscabas. Si aún sigues dándole vueltas, espero que puedas encontrar algunas respuestas aquí mismo. Y si nunca te lo has preguntado, tal vez, ha llegado el momento de que lo hagas.

 

Antes de nacer, cuando solo somos almas sin encarnar, elegimos qué experiencias vamos a vivir, con quién compartiremos nuestra vida, quiénes serán nuestros padres, hermanos, amigos, parejas, hijos, etc. Dejamos "todo atado", incluso el grado de libertad de movimientos, de libertad de elección que tengamos durante los distintos procesos que vivamos a lo largo de nuestra vida.

 

Y, ¿por qué hacemos todo esto?, ¿por qué programamos la vida con tanto detalle antes de nacer?. Porque necesitamos vivir todas estas experiencias para seguir avanzando como almas, como seres espiritules que somos.

 

Al nacer, cuando encarnamos, olvidamos casi por completo, las decisiones que acordamos, los pactos a los que llegamos con otras personas. Los acuerdos son contratos temporales, que van a permitirnos no solo aprender aquello que quedó inconcluso en otra vida, sino que también tenemos la posibilidad de repetir y afianzar aquello que consideremos que es bueno o necesario para nuestro avance álmico y espiritual.

 

Entonces, ¿cuál es la misión de vida? Es única y personal. Cada ser vive la suya propia. Existen seres que eligen vivir una vida dura, llena de obstáculos y de dificultades, donde la posibilidad de aprender o de liberarse del karma es mayor que cuando elegimos vivir una vida tranquila y sin sobresaltos. Otros, en cambio eligen una vida tranquila. También después de una o varias de esas vidas duras, se puede disfrutar de una vida más tranquila o fácil mientras se sigue aprendiendo. Todo es correcto, no es mejor una que otra.

 

Hay tantas misiones de vida como seres. Unos, vienen a experimentar el amor incondicional; otros, el perdón; algunos, la ayuda a los demás, el cuidar de la tierra, del medio ambiente, ...; otros, vienen a experimentar el éxito, el fracaso, el miedo, la injustia, la verdad, el desarraigo, el rechazo, la alegría, la vitalidad, la fuerza, ...; otros, vienen a sanar sus propias heridas y las de su linaje familiar... Y todos, venimos a experimentar las emociones y los sentimientos, y de manera especial, el amor en todos sus aspectos..

 

No siempre resulta fácil conocer cuál es nuestra misión de vida. Podemos meditar, observar, escuchar a nuestro corazón, podemos revisar nuestra vida, y ver cuáles son los patrones que más se repiten, y preguntarnos su por qué.

 

Además de todo ello, a través de la canalización también podemos conocer cuál es la misión de vida y en qué punto o momentos nos encontramos, qué podemos trabajar para seguir avanzando y cómo evolucionar.

 

Por medio de la canalización podemos acceder a información que está en el alma, en nuestro yo, en el niño interior, facilitando así, una mayor comprensión de quiénes somos, qué hemos venido a hacer a esta vida y cualés son los recursos con los que contamos para llevar a cabo dicho aprendizaje evolutivo.

 

Si estás estás interesado en conocer más información sobre tí, sobre los procesos que estás viviendo y tu camino de vida, la canalización te puede sevir de ayuda. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través del correo de la página web info@spiralaurea.com.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Una cita contigo mismo

 

 

Si eres tan despistado como yo, es posible que acabes de enterarte que dentro de unos días es San Valentín.

 

Tengas o no pareja, te animo a que este año, además de celebrarlo con quién más te apetezca y desees, reserves un tiempo para alguien muy especial. Para una persona que siempre ha estado contigo y a tu lado en todos los momentos de tu vida. Sí, esa persona, eres tú.

 

Es posible que no siempre te hayas llevado bien contigo mismo, que no te hayas valorado o querido lo suficiente. Es posible, que a veces parezcas más tu enemigo que un aliado amoroso, fiel y leal.

 

¿Te animas a tener una cita contigo mismo?. Déjate sorprender. Confía, acércate a tí con una mirada observadora, lo más objetiva y amorosa posible. Redescúbrete, escuchate a tu corazón, valora quién eres y en quién te has convertido, tus logros, tus metas, todo lo que tienes y has conseguido.

 

Tómate un tiempo para ponerte al día contigo mismo. Sé amoroso, paciente y empático. Tendemos a serlo más con los demás que con nosotros mismos.

 

Atrévete a mirarte con dulzura y ternura. Escúchate. Perdónate, amáte, quiérete, confía en tí, ten fe en tí mismo, da valor a tus cualidades y dones. Acepta tus fallos, aprende de tus errores. Eres como un puzle, lleno de diferentes piezas que al unirse forman una imagen preciosa y maravillosa. Eres único y especial, y tienes mucho que aportar y compartir.

 

De vez en cuando es bueno ponerse al día con uno mismo. Te permite descubrir que has hecho realidad algunos de tus sueños y has alcanzado otros que nunca imaginaste que lo harías. Seguramente, quedarán proyectos, ideas, metas que desees conseguir. Tal vez, decidas luchar por conseguirlos; o tal vez, consideres que es el momento de buscar nuevos retos personales.

 

Decidas lo que decidas, sal al encuentro de tí mismo y celebra que eres y serás la relación más larga que tengas con nadie. Celebra el amor comenzando por ti mismo. Cuanto más amor sientas y tengas, más podrás compartirlo con los demás.

 

Regálate tiempo, escucha, dedicación, atención. Enamórate de ti. Cuánto más te ames, más amarás.
13/02/2021 18:52:33 ISA
Hola 🌟🌟💞, como siempre , muchísimas gracias por compartir tus consejos, para guiarnos en esta vida, en la que a veces estamos tan perdidos.
Me parece precioso lo que has escrito, como siempre lleva tu Luz Amorosa impregnada.
Pero me temo, que no voy a poder ponerlo en práctica, sabes cual es mi situación y ha empeorado, creo que ha desaparecido hasta esa pequeña chispa que despertó algo en mí.
De todas formas, el AMOR hacia los demás, no desaparecerá. Gracias y todo mi cariño,amor y agradecimiento.nos vemos pronto.
Te quiero 💖💖🥰🥰🥰
15/02/2021 12:26:02 Spiral Áurea
Hola Isa,

Sabes una cosa, creo que ya lo hemos hablado en alguna ocasión, no se puede amar a los demás si no nos amamos a nosotras mismas. No se pueda dar lo que no se tiene, no se puede compartir lo que no se posee.

Si estás vacío, llega el vacío. Si estás lleno, llega lo que se tiene. Aunque en estos momentos no veas ni sientas que el amor con toda su fuerza e intensidad vive en tí, te aseguro que lo transmites y llega. Y eso, es Amor.

Te mando energía a raudales.

Besotes enormes.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Despertando a la vida

 

 

 

A pesar de las altas temperaturas que estamos teniendo estos días, seguimos inmersos en pleno invierno. Durante esta estación la energía de la tierra permanece en letargo a la espera de florecer cuando llegue la primavera.

 

En estos días, celebramos varias festividades relacionadas con este proceso: Imbloc, para los celtas, la Candelaria, Santa Águeda.... donde se hace un llamamiento a la madre tierra para que despierte tras su descanso. Todo sigue un proceso perfecto. Los brotes verdes no crecen de un día para otro. Van desarrollándose poco a poco, necesitan un tiempo para crecer hasta obtener la fuerza suficiente para florecer.

 

Los ciclos de la tierra, también son los nuestros. Durante este invierno largo y somnoliento, la fuerza vital baja de intensidad, descansa, mientras se recupera para tomar el impulso necesario que le lleva a renacer.

 

Siempre es bueno llevar la mirada hacia adentro y permanecer atentos a la escucha, conectando así con nuestra esencia. También ahora. La vida ofrece una oportunidad, una invitación a que despertemos; a que revisemos con detenimiento en qué punto, etapa o ciclo nos encontramos; a que nos redescubramos a nosotros mismos; a que observemos si estamos siguiendo los pasos adecuados para llevar a cabo nuestras metas.

 

El día 11 de este mes, es luna nueva. Puedes aprovechar la energía de esta lunación para sentar las bases de todo lo que deseas crear, realizar y proyectar. Tómate un tiempo para meditar, observar, ordenar tus ideas, para crear tu presente y futuro. En definitiva, para plantar las semillas que irán germinando hasta dar sus frutos.

 

Siéntete uno con la naturaleza, con la vida. Conéctate con la fuerza y la energía de la tierra. Fluye con sus ciclos y baila con sus ritmos. Se uno con todo.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

La energía de 2.021 desde el tarot

 

 

Acabamos de comenzar a dar los primeros pasos de este nuevo año 2021. Dejamos atrás 366 días duros, difíciles y complicados, días de superviviencia, de retos, de obstáculos, de estrés y de angustia. Días de aprendizaje, de superación y de autoconocimiento. 

 

2021 energéticamente tiende a suavizar, integrar y a facilitar todo aquello aquello que experimentamos el año anterior. Vendría a ser una suave brisa que refresca y alivia cuando más se necesita.

 

Vamos a descubrir qué energía tiene desde el enfoque del tarot.

 

Al igual que el año pasado analizamos la energía de 2020, este nuevo año también vamos a indagar qué energía tiene 2021. Pasamos de un año 4 a un año 5. Y en tarot, pasamos del IV. El Emperador al V. El Papa o El Hierofante.

 

2020 ha sido un año muy duro y complicado, de grandes pruebas, que ha sacado a la superficie lo mejor y lo peor en todos los aspectos posibles tanto a nivel mundial como individual. Ha puesto sobre la mesa, todo aquello que necesitábamos que se viera, las dificultades, la falta de preparación, las grandes diferencias, las grandes carencias, la rigidez, la inflexibilidad, los miedos, los dogmas férreos, etc. ; y también, ha hecho visible, la solidaridad, la aceptación, el amor, la creatividad, el impulso, el coraje y la generosidad.

 

Si sumanos los números que componen 2021 = 2 + 0 + 2 + 1 obtenemos 5. Es decir que la energía de este nuevo año, resuena y vibra con el 5. En el tarot la carta V, es el Papa o El Hierofante. Cuyas palabras claves son: sabiduría, asesoramiento, consejo, poder, madurez.

 

Y llega 2021. Quizá pensemos que todo permanace igual que antes, que nada ha cambiado o no va a hacerlo. Sin embargo, su energía es menos rígida, más flexible, más armoniosa. Posibilita que pongamos en práctica lo aprendido el año anterior o en otros momentos y para ello se vale del consenso, de la escucha, de la empatía, de la colaboración. Ofrece la oportunidad de mirar con otros ojos, con otro enfoque aquello que hemos vivido y así podamos recuperar cierto equilibrio y bienestar.

 

La energía de 2021 es sutil, es de crecimiento, de madurez, es una invitación a conectar con la propia sabiduría interior. 

 

Te animamos a que busques dentro de tí tu valía, tus apoyos, tu fuerza. Obsérvate, escúchate, conecta contigo y con tu sabiduría.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: