Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

 

 

Queremos presentaros el avance de los cursos y talleres que estamos preparando para el curso que viene. Comenzaremos en Octubre. En principio, serán presenciales en San Sebastián, pero es muy posible que alguno de ellos pueda hacerse online.

 

Vamos a trabajar entre otros temas:

 

- la intuición,

- la conexión con nuestra esencia,

- el canal que somos,

- la energía que tenemos.

- con la energia de los cristales,

- con el poder y la energía de los inciensos

- vamos a aprender a hacer nuestros propios inciensos.

 

En breve iremos compartiendo más detalles de los cursos y talleres.

04/08/2020 21:53:41 Isabel
Hola. Eugenia tardarás mucho en hacer la entrada.
de los seres queridos fallecidos i el rencor.?
05/08/2020 13:11:23 Spiral Áurea
Hola Isabel,

La escribiré y publicaré en cuanto me sea posible. Confío en que sea pronto.

Besotes.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Reencarnación y grupo de almas

 

 

 

Continúo respondiendo, en la medida de lo posible, a las preguntas que hacéis sobre el tema de la vida, la muerte y la reencarnación y que dejáis en los comentarios de las entradas. En esta ocasión respondo a Alejandro que plantea unas cuestiones muy interesantes.

 

"Hola, una pregunta cuando morimos, nos reencarnaremos con todos los familiares incluido tios.? O esperaremos a que se mueran todos? El fisico Sera el mismo que el de la vida anterior o tendremos diferente sexo"

 

Como almas que somos, viajamos en grupos. Antes de reencarnar pactamos o lo que es lo mismo, decidimos entre el grupo de almas, con quién queremos estar, qué experiencias necesitamos vivir para evolucionar, qué papel o rol vamos a tener, etc.

 

Una persona antes nacer ha pactado con otras almas quiénes van a ser sus padres, sus hermanos, dónde van a vivir, quién va a nacer el primero, el segundo, qué trabajo van a tener, qué sucesos van a ocurrir, con quién se va a emparejar, quiénes van a ser sus hijos, sus amigos, sus enemigos, etc.

 

Dentro de este grupo de almas, existen almas más afines, con las que nos llevamos mejor que con otras. En cada vida, podemos elegir cambiar de pareja o permanecer solos. Al reencarnar probablemente, no escogeremos el mismo rol que en la vida anterior, aunque si vamos a estar cerca del mismo grupo de almas. Es posible que en esta vida, quién haya sido tu abuelo, en la siguiente puede que sea tu hijo, tu mejor amigo, tu jefe, etc.

 

También al reencarnar, podemos cambiar de género, es decir, en esta vida podemos ser un hombre y en la siguiente una mujer.

 

Al morir, volvemos a reunirnos con nuestro grupo de almas. Algunos de ellos, estarán descansando, es decir, habrán decidido no volver a encarnar en la siguiente vida y esperarán a hacerlo cuando se den las circunstancias idóneas para seguir avanzando. Otras almas, en cambio, eligen volver a reencarnar rápidamente. 

 

No siempre volvemos a reunirnos con todas las personas con las que hemos estado en contacto. Aunque si, con las que hemos pactado hacerlo, con aquellas que hay un vínculo especial. Ya sean padres, pareja, hijos, tíos, abuelos, amigos, etc.

 

Imagina que has tenido una relación de pareja maravillosa, o que la relación con tus padres o hijos es especial. Seguramente volverás a reunirte con ellos. Si murieron antes, esperarán el tiempo que sea necesario para reencontraros. Y pasado un tiempo, volveréis a decidir qué queréis vivir, qué experiencias harán que evolucionéis. Tal vez, quién fuera en otra vida tu primo favorito, sea en la siguiente tu pareja, tu hijo, tu amigo, tu vecino, tu jefe, o el tendero al que vas a comprar la fruta todos los días con quien te llevas tan bien.

 

Cada vida que encarnamos es distinta. Tendremos un aspecto diferente, podremos nacer en otros países, en otras culturas, hablaremos distintos idiomas. 

 

Existen vínculos únicos, no importa el tiempo que pase tras su muerte y la nuestra. Volveremos a reunirnos con esas almas con las que estamos entrelazados y cuya unión ha sido, es y será especial. Y tras el reencuentro, todo volverá a comenzar de nuevo.

14/07/2020 19:22:10 Alejandro
Gracias por hacer parte mi sugerencia.
Mil gracias.
14/07/2020 23:49:59 Spiral Áurea
Hola Alejandro,

De nada. Espero haber respondido a tus preguntas y dudas.

Besotes.
15/07/2020 07:07:39 María José
Me diste respuestas q sin preguntar estaba buscando!gracias (◍•ᴗ•◍)❤
17/07/2020 20:38:12 Isabel
Hola soy Isabel, Eugenia queria preguntarte poniendo de ejemplo a naya rivera si ella se ahogo tendra rencor a el sitio en el que ocurrio, siempre te pregunto esto disculpame..pero poniendo de ejemplo podrias hacer un video sobre si hemos tenido detalles feos con ellos nos seguiran guardando algo o tendran esa espinita clavada en su memoria. Era por si puedes hacer un blog sobre el rencor i los seres queridos fallecidos. Pongo de ejemplo si les insultamos mucho o no les ayudamos o no le dijimos la enfermedad que tenia...o no le tratamos bien a esa persona. Espero que me entiendas, gracias
Un saludo.
17/07/2020 21:48:32 Spiral Áurea
Hola María José,

Me alegro mucho que haya sido así.

Besotes.
17/07/2020 21:50:10 Spiral Áurea
Hola Isabel,

Tomo nota de lo que comentas. No haré un video pero si escribiré sobre ello lo más pronto que me sea posible.

Besotes.
21/07/2020 20:59:12 Ana
Hola Eugenia

Porque cuando muere alguien se dice que hay que esperar un tiempo hasta poder contactar , realmente que periodo o cuanto hay ?
23/07/2020 18:58:04 Spiral Áurea
Hola Ana,

La espera es para darles tiempo a que se adapten a su nuevo plano. El tiempo de adaptación es diferente en cada persona.

En mi caso, suelo aconsejar la espera de unos tres meses y ese tiempo, es tanto para los seres que han fallecido como para nosotros. Aunque el período puede cambiar y acortarse o alargarse.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

¿Volveremos a reencontrarnos tras la muerte?

 

 

Muchos de vosotros os sentireis identificados con la pregunta que realizó Adrián.

 

¿volveremos a estar con nuesttos seres queridos aunque haya pasado muchos años desde que se fueron?

¿estarán esperándonos?

 

La cuestión que plantea Adrián, la pensamos y sentimos muchos de nosotros, cuando tras la pérdida de un ser al que amamos, queremos saber si volveremos a verle o a reencontrarnos con él tras nuestra propia muerte. 

 

El tiempo tal y como lo conocemos nosotros, solo es válido para este plano, el físico. Es decir, nos parece normal medir los años, los meses, los días, las horas. Al morir, es diferente. Lo que para nosotros son veinte años, puede ser un simple parpadeo en el otro plano. Este hecho, es lo que posibilita que podamos volver a reencontrarnos con ellos aunque hayan pasado muchos años desde su fallecimiento.

 

Es relativamente habitual, sobre todo, cuando la muerte está próxima, escuchar a una persona contarnos que ha visto o hablado con sus padres, pareja o hijos que ya habían fallecido. También existen casos en lo que cuentan que junto a ellos se encuentra su mascota favorita, aquella que había muerto había mucho tiempo atrás.

 

Recuerdo la preocupación de la nieta de una mujer que estaba en fase terminal. Me contaba que a veces veía a su abuela sonreír a la pared y allí no había nada ni nadie. Y cuando le preguntaba qué le ocurría, le contestaba que estaba charlando con sus padres. La nieta pensaba que su abuela estaba desvariando, ¿cómo iba a ser posible ver y charlar con alguien que había fallecido hacía más de cuarenta años? Más tarde y gracias a los detalles que le facilitó, se dio cuenta de que era cierto. Habían venido a acompañarle en su tránsito. Su abuela murió en paz y tranquila.

 

¿Nos reencontramos con todos los seres con los que hemos tenido contacto? No, solo con aquellos con los que ha habido un contacto y un vínculo especial. E incluso con los que hemos pactado volver a reunirnos tras nuestra muerte.

 

Además muchos de estos seres siguen acompañándonos y estando junto a nosotros en el día a día, nos protegen, guían y cuidan de nosotros. No podemos verles, ni tocarles, pero si sentir su presencia en nuestra vida. Y tras nuestra marcha, estaremos en el mismo plano lo que hará que el reencuentro sea pleno.

 

Da igual el aspecto físico que tengamos, el que hayamos elegido para vivir en esta vida o en otra, si dos o más almas, están destinadas a permanecer unidas, lo harán a través del tiempo, de la eternidad, decidiendo cuándo y de qué manera volver a reunirse tanto aquí en la tierra como en otros planos.

 

El amor tiende lazos invisibles que nos unen para siempre. El amor no muere, es eterno.

03/07/2020 22:27:56 Alejandro
Hola, una pregunta cuando morimos, nos reencarnaremos con todos los familiares incluido tios.? O esperaremos a que se mueran todos? I el fisico Sera el mismo que el de la vida anterior o tendremos diferente sexo
07/07/2020 13:40:30 David
Hola, porque algunas veces en las que pienso en mi abuelo noto escalofrios?
07/07/2020 23:34:38 Spiral Áurea
Hola Alejandro,

Tus preguntas no son fáciles de responder en un comentario. Creo que lo mejor será que lo haga a través de una entrada en el blog.

Besotes.
07/07/2020 23:36:27 Spiral Áurea
Hola David,

Es posible a que se deba a que al pensar en tu abuelo, puedas sentirle. No todo el mundo siente lo mismo, ni percibe de la misma manera a los seres que han fallecido. Cada persona es un mundo. Tal vez la tuya sea sentir escalofríos.

Besotes.
07/07/2020 23:46:39 David
Muchas Gracias.
07/07/2020 23:50:08 Spiral Áurea
Hola David,

De nada.

Besotes.
09/07/2020 17:08:59 Alejandro
Hola gracias,creo que es un tema muy interesante
10/07/2020 22:46:00 Isabel
Hola, mi pregunta es un poco diferente en el mas alla el rencor existe? Por ejemplo una persona se ahogo tendra rencor por lo que le paso o al mar. Podrias hacer un vlog sobre esto
11/07/2020 20:21:29 Amparo
Hola Eugenia, el cómo vamos a morir o cuando está fijado o depende del destino o librealberdrio.?
13/07/2020 11:31:58 Ana
Hola para coger cita.?
13/07/2020 19:49:14 Spiral Áurea
Hola Alejandro,

Estoy de acuerdo contigo, lo es. Es muy interesante.

Besotes.
13/07/2020 19:50:13 Spiral Áurea
Hola Isabel,

Entiendo lo que comentas y tomo noto de ello para una futura entrada en el blog.

Besotes.
13/07/2020 19:51:28 Spiral Áurea
Hola Amparo,

Has hecho una pregunta muy interesante pero es difícil responderla sencillamente en un comentario. Tomo nota de ella y espero poder responderte pronto en un entrada.

Besotes.
13/07/2020 19:53:36 Spiral Áurea
Hola Ana,

Para coger cita, puedes ponerte en contacto conmigo escribiendo al correo info@spiralaurea.com. O si lo prefieres, pinchando en la pestaña Contacto de la página web.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

 

Uno de los días mágicos del año es la noche de San Juan. Si pienso en este día, mi memoria me lleva al olor de la hierba recién cortada, a cenas y reuniones de amigos, a saltar, a alegría, a desprenderse de lo viejo como cuando siendo relativamente pequeños, lanzábamos al fuego de la hoguera los apuntes de todo un año de clases, a vacaciones...

 

Debido a estos tiempos un tanto inciertos que estamos viviendo, es probable no puedas estar delante de la hoguera tal y como hacías otros años. Eso no es un impedimento para poder celebrar como se merece esta noche mágica de fuego, de magia, de rituales, de limpieza, de llegada de lo nuevo.

 

 

Ritual

 

Si te apetece, también puedes hacer el ritual este sábado, que es el Solsticio de verano.

 

Necesitas:

 

Una vela

Hojas de papel

Lápices de colores o rotuladores

Incienso (opcional)

 

Comienza por lo más importante, tiempo para estar contigo, para escucharte, para sentirte, para notar cómo palpita tu corazón y con qué intensidad vibra cuando pones tu atención en tí mismo. Dedícate un tiempo para conectar con tus deseos, metas, proyectos, sueños. Ponte manos a la obra, puedes empezar ya mismo.

 

Ya ha llegado el día 23. Tienes claro lo que quieres conseguir y trabajar. A por ello. Toma lapiz y papel, y escribe todo lo que deseas que se materialice. Por ejemplo: quiero tener pareja; o, quiero trabajar en este lugar o empresa y ganar tanto dinero; o deseo seguir creciendo y evolucionando a nivel espiritual. Plasma todo lo que deseas, sin miedo, con libertad.

 

Si tienes una lista de deseos enorme, te sugiero que los escribas utilizando colores distintos o hagas un pequeño dibujo que represente aquello que deseas conseguir. Por ejemplo: un corazón para el amor; un barco si quieres viajar. Se creativo, ya estás trabajando en ello dándole fuerza a tus proyectos.

 

Toma la vela del color que desees o tengas a mano, -personalmente me gustan las blancas-. Cuando la enciendas, hazlo sintiendo qué tu vida está llena de luminosidad y que la luz ilumina todos y cada uno de tus proyectos. Y si te apetece, también puedes encender un incienso.

 

Toma tu lista de deseos y con ella en la mano o en un bolsillo, salta sobre la vela. Diviértete, disfruta. Ya estás saltando sobre tu hoguera. Por favor, se precavido con el fuego y ten cuidado cuando saltes sobre la vela.

 

Y por último, observa qué pasa estos días, se paciente, fluye. Escúchate, es posible que recibas una señal o algún mensaje que te ayude a materializar aquello que deseas que se haga realidad.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

 

 

 

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

Imagen: Pixabay

 

 

Queremos a nuestras mascotas. Forman parte de nuestra familia. Son uno más de nosotros.

 

Cuando llega el momento de su partida no siempre tienes la oportunidad de acompañarle en su adiós, bien porque está en el veterinario, al cuidado de otras personas, porque estás trabajando, porque no estás preparado para atravesar este tránsito, porque tu dolor es tan intenso que no te permite estar junto a él...

 

No existe una manera única de decir adiós. Y hacerlo, no resulta fácil. Sin embargo, realizar un sencillo ritual de despedida, puede ayudarte a superar su muerte.

 

Hay tantas maneras de decir adiós como personas somos. Te proponemos un sencillo y amoroso ritual de despedida: escribirle una carta.

 

Escribe unas líneas, unos párrafos, un poema. Lo que nazca de tu corazón. Cuéntale todo lo que sentías y sientes por él, todo lo que te aportó, ayudó, acompañó.

 

Te mostramos un ejemplo. Puedes cambiar las palabras y poner las tuyas; hazlo a tu manera. O si lo prefieres, puedes utilizar esta carta a modo de guía. Esta carta está redactada para un perro; pero puedes adaptarla pensando en tu mascota (gato, cobaya, conejo, pájaro...) cualquier animal que sea o haya sido tu animal de compañía.

 

Una vez escrita, ¿qué hacer con ella? Puedes guardarla, ponerla junto a sus cenizas o a algún recuerdo suyo; quemarla y esparcirla o enterrarla junto con tu mascota. Escucha a tu corazón, déjate guiar por él.

 

Mi querido Lug, mi hermano, mi amigo, mi compañero. Siento tanto dolor por tu marcha, que aún me duele el alma .

 

Quería abrirte mi corazón una vez más, decirte cuánto significabas para mi. Fuiste un rayo de luz en mi vida. Quise decirte adiós tantas veces pero no pude. Mi dolor era tan profundo que me deshacía por dentro. Hoy por fin, puedo hacerlo.

 

Quiero darte las gracias por todo lo que aprendí y recibí de tí. Siempre leal y fiel. A veces travieso. Cuántas veces tuve que salir detrás de ti porque te escapabas y además corrías más que yo. Te encantaban los paseos por el campo, olisquear todo, las flores, la hierba. Juntos descubrimos lugares estupendos y preciosos.

 

Me duele tu ausencia, miro hacia tu rincón, y ya no estás ahí. Sigues y estás en mi corazón. Echo de menos tu calor, tu mirada, tu alegría cuando salías a recibirme al llegar a casa. Tu cariño cuando estaba triste, tu vitalidad cuando salíamos a pasear. Echo tanto de menos tu presencia en mi vida.

 

Ahora, sonrió al recordar cómo me enfadaba cuando cogías mis zapatos y los mordisqueabas, o cuando jugando con la pelota verde, rompiste el jarrón de cristal de la mesita de la entrada, o cuando te tumbabas en mi cama llenándola de pelos. Y cuando te reñía, ponías carita de no haber roto un plato,

 

Me enseñaste que hay que vivir el momento presente. A que todo pasa, a que la vida está llena de instantes únicos. Me diste fuerza cuando ésta me faltaba, y alegría en mis días tristes.

 

Te fuiste tal y cómo eras, con tu dulce mirada en los ojos. Sé que estás en un lugar estupendo, junto a otros perros y animales. Sé que cuidas de mí, de la misma manera que lo hacías cuando estabas conmigo.

 

Y a pesar de saber todo esto, te echo tanto de menos.

 

A veces me atrapa la culpa, siento que pude haber hecho más, que podía haberte cuidado mejor, estar más atenta a tus necesidades.. Me asaltan los "y si hubiera hecho esto o lo otro", pero después me doy cuenta de que hice todo lo que estuvo en mis manos para que estuvieras bien.

 

Hemos compartido tantas cosas juntos... Si, te echo de menos, mi  viejo amigo y mi fiel compañero.  Hasta siempre. Gracias.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Malaquita y aventurina verde: mirando al futuro con amor

 

Imagen: Spiral Áurea

 

 

Seguimos viviendo tiempos difíciles, sin embargo, comienza a atisbarse la esperanza. Y, ¿cuál es el color con el que se asocia la esperanza?. Sí, eso es, el verde.

 

El verde también es el color del cuarto chakra, el del corazón. Vamos a potenciar la esperanza, la confianza y la apertura a la vida desde el amor, con dulzura y armonía.

 

En esta ocasión, te proponemos hacerlo a través de los minerales y los cuarzos de color verde. Seguramente conocerás algunos de ellos como la esmeralda, el cuarzo verde, el olivino, la malaquita, la serpentina, el jade, etc.

 

Hay tantas piedras verdes maravillosas que resulta difícil elegir una. Hemos elegido dos de ellas, la malaquita y la aventurina verde. Son fáciles de encontrar, tanto en cantos rodados, como en bruto. Te recomendamos que si eliges trabajar con la malaquita, lo hagas siempre en su forma pulida, ya que su polvo es tóxico cuando se encuentra en bruto sin pulir.

 

¿Cómo trabajar con la malaquita y la aventurina verde?

 

La malaquita, es fácil de distinguir por sus círculos veteados que alternan el verde oscuro y el claro. Cuando está pulida, tiene un brillo muy intenso. Los egipcios ya la utilizaban como símbolo de poder. 

 

La aventurina, es un cuarzo de color verde claro. Entre sus muchos beneficios está el transmutar la energía negativa en positiva facilitando así, que se aquieten los pensamientos lo que ayudará a que puedas conectar con tu escucha interior.

 

Te recomendamos que para trabajar con ellas lo hagas con cantos rodados y pulidos por su comodidad y tacto suave. Los encontrarás en formas de esferas, ideales para meditar con ellas; planos, para colocar sobre la zona del  cuerpo que desees activar.

 

El color verde aporta armonía y tranquilidad, tiene efectos sedantes y relajantes. Y si añadimos las propiedades de estas piedras, aumentamos su beneficio. La malaquita por su poder de transformación y cambio; y la aventurina verde, por su relación con la abundancia a todos los niveles. Las dos juntas tienen una energía muy potente, capaz de amplificar tu bienestar interior siempre que lo hagas a través de una mirada amorosa.

 

Toma las piedras en tu mano. Llénalas con tu energía. LLévalas a tu corazón, siente como un rayo de color verde llena de paz y amor tu pecho, tus pulmones. Respiras mejor.

 

Si sientes que quieres colocar las piedras en otra zona de tu cuerpo, hazlo. Escucha a tu intuición. Fluye. La energía de estas piedras es amorosa, es positiva, es transformadora. Te ayudarán a calmar tu mente, tus pensamientos, a disolver tus miedos, a relacionarte más amorosamente contigo mismo y con los demás. Su energía es sanadora y transformadora. Y en estos días de cambios inciertos, te ayudarán a mirar hacia delante con esperanza y paz.

 

Te animamos a que comiences a trabajar con los cristales y minerales. Fluye y observa lo que sucede en tí. Te sorprenderás.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

El poder está dentro de tí

 

Imagen: Pixabay

 

 

Ya se ha iniciado el desconfinamiento provocado por el coronavirus. Y la verdad, cuánto se agradece pasear fuera, en la calle, aunque sea un ratito. Ves otras caras, escuchas otras voces, dejas de contar los pasos que das en el pasillo de casa, y sobre todo, sientes como el aire  fresco acaricia tu cara.

 

Estos días han dado mucho de sí y aún lo que seguirán dando. Este período me ha servido para escucharme, para conocerme mejor a mi misma, para resintonizarme conmigo, para observar y disfrutar de lo que soy y de lo que tengo.

 

Afortunadamente, no he vivido un aislamiento duro ni difícil. Ha habido días más complicados que otros, altibajos y momentos en que no me aguantaba a mi misma, pero también ha habido mucho aprendizaje y agradecimiento.

 

Me he adaptado con relativa facilidad a las nuevas circunstancias. Las primeras semanas hacía kms. por el pasillo de casa buscando estar activa y hacer ejercicio. Mi cuerpo lo agradeció mucho. También noté otros beneficios. El andar se convirtió en algo más, en una meditación activa que me permitió observar mis pensamientos y mi estado emocional. 

 

Caminata tras caminata fui conectando con mi Yo, mi mirada fue más profunda y sincera. Me preguntaba: ¿qué es lo que quiero en mi vida?, ¿qué necesito?, ¿qué me falta o qué me sobra?, ¿dónde quiero estar y hacia dónde voy?, ¿cuáles son mis metas?, ¿cómo me siento conmigo misma y en relación a los demás?, etc. Fue un trabajo interesante y revelador. Porque una cosa es lo que crees que tienes y quieres; y otra, es la realidad; a veces coinciden ambas y otras, no.

 

De vez en cuando, toca hacer revisión de uno mismo de la manera más sincera posible. No siempre resulta fácil indagar en tus sombras, aunque merece la pena el intento sobre todo, cuando descubres que hay más luz en tu vida de la que pensabas.

 

Mirar hacia dentro a calzón quitado, me ha hecho darme cuenta de dónde tengo que poner más atención para no disiparme, de qué aspectos quiero potenciar de mi misma, cuáles quiero trabajar y pulir y además, encontrar la manera de llevarlo a cabo.

 

A lo largo de este confinamiento he podido hablar con muchas personas y sigo haciéndolo, que han compartido conmigo sus preocupaciones, miedos, ilusiones, metas y deseos. Cada persona es un mundo y ante circunstancias tan duras y difíciles como las que estamos viviendo, sacamos lo mejor de nosotros aunque a veces no lo valoremos o reconozcamos como se merece. Una parte importante de mi trabajo consiste en recordar que contamos con las herramientas necesarias para salir adelante, para florecer y avanzar en la vida

 

Todo este proceso del confinamiento, me ha ayudado a valorar aún más a mi entorno, tanto a los que están cerca como a los que están lejos. Una vez más la distancia no ha sido un impedimento para estar unidos, recordar, compartir, reír, en definitiva, para ser y estar. La tecnología se ha convertido en una aliada acercando a quién estaba lejos. Ha hecho presente lo lejano. Agradezco de todo corazón la paciencia, el amor y el cariño con el que me han tratado, cuidado, acompañado y amado.

 

De esta mirada interior me quedo con varias reflexiones; pero la más importante, es la de recordar que el poder siempre está en uno mismo. Ese poder, es la fuerza que tienes, esa que hace que te levantes cuando caes, llores cuando lo necesites, rías hasta que salgan agujetas, busques ayuda cuando lo necesites, valores el camino recorrido... Se siempre amoroso contigo mismo, ahí reside la clave de tu poder.

 

Sí; elijo quedarme conmigo misma. Me escojo a mi, me escucho, me observo, me valoro, soy fiel y leal a mis ideales, a mis metas. Me animo a pesar de las dificultades, me escojo a pesar de los miedos, me motivo y animo ante las dificultades. Y sobre todo, me amo siempre, en todas las circunstancias y situaciones.

 

Y tú, ¿qué has aprendido?.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Tres propuestas para el día del libro

 

Imagen: Spiral Áurea

 

 

El 23 de abril celebramos el día del libro. Y el que estemos aislados no impide que lo festejemos por todo lo alto.

 

Muestro tres de los libros que están en mi mesita de noche. Son distintos entre sí, pero todos ellos muy interesantes.

 

El primer libro, seguramente ya lo habrás leído, se trata de "El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry. La primera vez que lo leí, tendría unos diez años, reconozco que no entendí el entusiasmo que sentía por él, una tía mía, que me lo había regalado. Si, lo leí. Me pareció un poco raro y desde luego, no comprendí porque mi tía estaba tan emocionada cuando hablaba de él y me describía algunos pasajes del libro. Más adelante, reconozco que tuvieron que pasar varias décadas, volví a releer el libro. Y fue entonces, cuando entendí a mi tía.

 

Es un libro con el que he disfrutado tanto de su lectura, como de las reflexiones que realiza Saint-Exupéry sobre varios temas que van desde la amistad, al amor, a cómo se comporta el ser humano, en definitiva, habla de la vida.

 

Otro de los libros es "El niño emocional que habita en tí" de Marie Lise Labonté. Su título ya indica cuál es su temática. Se trata de un viaje emocional y psicológico para conocerte un poco más al ir al encuentro de tu niño interior, cómo reconocer tus heridas, sanarlas y cómo reconectarte con contigo mismo. Puedes leerlo desde un punto de vista personal, de autoconomiento, o como guía de consulta.

 

Y el tercero es "Usted puede sanar su vida" de Louise L. Hay. Un libro de lectura fácil y sencilla, con muchos ejercicios que ayudan entender el porqué de algunas de las enfermedades que padeces y cómo puedes sanarlas siendo consciente de lo que hay detrás de ellas. El enfoque es más emocional que físico.

 

Todos los libros son interesantes. Abren la mente, estimulan la imaginación, la creatividad, nos llevan de la mano a un mundo mágico y especial, en el que podemos divertirnos, aprender, disfrutar, discrepar, reír, llorar, en definitiva, vivir.

24/04/2020 23:21:43 Angeles
Que libros tan interesantes cuales nos recomiendas.?
25/04/2020 12:22:18 Spiral Áurea
Hola Angeles,

Si que lo son. ¿Cuál recomiendo? Todos. Aunque va a depender del tipo de lectura o teme en la que estés interesada.

Besotes.
30/04/2020 08:55:02 Sergio
El Principito, hermoso libro.
30/04/2020 23:15:21 Spiral Áurea
Hola Sergio,

Ya lo creo. Veo que tenemos la misma opinión. Un libro precioso que invita a soñar, a pensar, a reflexionar.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

14 de abril: un mes de aislamiento

 

Imagen: Pixabay

 

 

Hoy es un día especial para mí. Aparentemente es igual a los demás, en cuarentena, y sin embargo, es diferente. ¿Por qué? Sencillo, hoy hace justo un mes que comenzó mi aislamiento. Mi situación es la misma o muy parecida a la vuestra. Los que tenéis niños empezasteis un día antes.

 

Sí, seguimos aislados y confinados. Espero que lo estéis llevando lo mejor posible, con sus altibajos, el estrés, la ansiedad y con sus momentos divertidos y relajantes.

 

Durante este período estoy aprendiendo mucho sobre mi misma. Me permito observarme desde fuera, con calidez y amor, intentando comprender con dulzura qué me molesta, qué me angustia, qué me preocupa. Y sobre todo, disfruto al máximo sintiéndome libre a pesar de estar recluida. La mente es muy poderosa, te lleva adonde tú le conduzcas, ya sea al miedo o al pánico, o a estar en paz contigo mismo. Es un aprendizaje.

 

Son muchas las personas que están pasando por situaciones difíciles, muchas viven solas, otras con la angustia y preocupación por saber cómo se encuentran sus familiares. Otras, rotas de dolor tras la muerte de sus seres queridos. Estamos atravesando por un período muy difícil y complicado a todos los niveles, que deja una huella muy profunda en todos. Habrá un antes y un después.

 

Adaptarse a esta situación no resulta siempre fácil, ni todos podemos hacerlo de la misma manera. Cada uno de nosotros, lo hace lo mejor que puede y sabe.

 

El tiempo pasa rápido. En mi caso, al principio del aislamiento, escribí una lista de objetivos a realizar: desde pintar la casa, hacer los arreglos que hacen falta, estudiar, leer .... Hace unas dos semanas, había cumplido casi la mitad de los objetivos de la lista, y otros muchos, que no estaban en ella. He dedicado más tiempo a escuchar y a conversar con mi entorno. He aprendido a realizar videollamadas. He recuperado las largas charlas que tenía antes con mis amigas, esas que por la ajetreada vida diaria no podíamos tener tan a menudo tal y como nos gustaría.

 

En mi día a día, suelo meditar y me ayuda mucho. Ahora sigo haciéndolo, aunque sean 5 minutos diarios. Lo que ha cambiado es que me permito estar en ello plenamente consciente. ¿Eso significa que antes no lo hacía bien? No. La gran diferencia está en que ahora me doy permiso para no tener prisa. Es curioso, porque el tiempo de meditar es el mismo, sin embargo el beneficio es mayor. La conclusión: cuando vuelva a mi rutina diaria tras el aislamiento, volveré a meditar durante 5 minutos poniendo los cinco sentidos en ello. Viviendo el presente.

 

A lo largo del día procuro estar activa. Sigo trabajando atendiendo las consultas telefónicamente y online. Preparando nuevos cursos y talleres para el verano y el curso que viene. Medito, converso, descanso, procuro andar kms. a lo largo del pasillo, envio energía, hago Reiki...

 

Y a las 8 de la tarde, llega uno de los momentos más especiales del día. Salir a la ventana a aplaudir a todas las personas que están cuidando y velando de todos nosotros trabajando en condiciones muy duras sin apenas medios. Agradezco enormemente su gran trabajo.

 

Aprovecho además toda esta gran energía que creamos entre todos, para envíar luz y amor a todos los seres que están partiendo, diciéndoles que están presentes en nosotros, que no están solos, que todos y cada uno de ellos está en nuestro corazón. Tú también puedes unirte y enviar luz y amor.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: