Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Sencillo ritual para celebrar el solsticio de verano y la noche de San Juan

 

 

 

El viernes 21 es el solsticio de verano en el hemisferio norte, y el de invierno en el hemisferio sur. Y justo dos días después tenemos otra gran cita, el 23, la víspera de la noche de San Juan.

 

Son días muy potentes energéticamente hablando. Propicios para trabajar con la energía del fuego. Palabras clave para estos días: purificación, renovación, impulso, fuerza, pasión.

 

Aprovechando esta estupenda energía, te proponemos un ritual que puedes realizar uno o los dos días.

 

Antes de hacer el ritual, es importante que pienses qué te gustaría trabajar. Qué meta o deseo quieres conseguir, qué te gustaría alcanzar o sencillamente qué quieres alejar o eliminar.

 

¿Te animas a realizarlo? Comenzamos.

 

Primer paso, busca un lugar en el que puedas estar a gusto y cómodo. En el que sepas que no te va a molestar nadie.

 

Segundo paso, vamos a trabajar con el elemento fuego. Para tu ritual puedes utilizar una vela, una barrita de incienso, palo santo, incluso si no dispones de nada de ello, una imagen del sol, una foto de una hoguera... Aunque, si puedes, te recomendamos las primeras opciones.

 

Tercer paso. Escribe lo que deseas en un papel, céntrate en ello. No estaría nada mal, utilizar un boli o rotulador de color rojo o dorado. No pasa nada si escribes con otro color.

 

Cuarto paso, enciende la vela, el incienso. Toma en tus manos lo que has escrito. Visualiza que consigues lo que has pedido, lo que deseas lograr. Dale tu fuerza, tu energía. Puedes estar el tiempo que consideres necesario. Guarda el papel que has escrito hasta el siguiente solsticio de verano.

 

Quinto paso, especial para la víspera de San Juan. Si te animas, puedes saltar por encima de la vela. Tiene el mismo efecto que si lo haces sobre una hoguera.

 

Sexto paso, disfruta del momento. Siente la conexión con la energía, que te inunda, que te baña, que está contigo. Puedes darle las gracias por su ayuda en este proceso.

 

Este ritual es sencillo de realizar. No tiene una duración concreta puesto que tú marcarás el tiempo. Puedes estar cinco minutos o una hora. No por estar más tiempo, será mayor su efectividad. Lo importante es la intención y la fuerza que le des.

 

Feliz solsticio de verano y víspera de San Juan.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: