Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

Duelos inconclusos, duelos sin cerrar

 

 

 

No todos los duelos son iguales. Ni todos afectan con la misma intensidad, fuerza y duración.

 

Esta es una historia real de duelos escondidos tras un gran duelo. Enrique (nombre ficticio) quería compartir su historia, como él dice, "la historia de su vida", por si pudiera ayudar a otras personas.

 

Conozco a Enrique desde hace bastante tiempo. Compartimos amistades comunes y habíamos coincidido en algunas reuniones y fiestas. Es una persona risueña, divertida y siempre con una sonrisa en la boca.

 

Llegó a la consulta sonriente, y al sentarse, su cara se transformó. La sonrisa se desdibujó para dar paso a un semblante serio y gris.

 

Su mujer había fallecido hacía más de un año y él seguía en duelo. Un duelo que había aprendido a ocultar a los demás porque no se sentía comprendido por su entorno. Se había divorciado de su mujer hacía ya algún tiempo; sin embargo, se sentía ligado y unido a ella de tal manera que tras su muerte, se sentía su viudo. Lo que para él era lo lógico, para los demás carecía de sentido.

 

Su historia de amor comenzó cuando eran jóvenes, fue su primer amor. Tras años de convivencia llegó el desgaste y su mujer decidió que era mejor separarse; y poco tiempo después, se divorciaron. Apenas mantuvieron contacto, algo esporádico y ocasional. Enrique intentó rehacer su vida, pero su mujer seguía en su corazón.

 

Hace poco más de un año, Enrique se enteró por unos amigos que la que fue su mujer estaba muy enferma, ya en fase terminal. Dudó de si sería bueno ir a verle. Una parte de sí mismo le animaba a dar el paso: "ve a verle"; y otra, le recordaba que no sería bien recibido. La vida decidió por él, ya que su ex mujer falleció a las pocas horas.

 

Enrique comenzó a revivir su vida. Estaba divorciado, sí, pero dentro de él, sus sentimientos eran muy fuertes e intensos. Había muerto la mujer de su vida. Aparecieron con fuerza el dolor, el vacío, la culpa. Y también emergieron los duelos que no había podido cerrar antes. El duelo por la separación, el duelo por el divorcio, el duelo por las relaciones que había iniciado y no habían funcionado.

 

Su entorno no comprendía que se sintiera el viudo de su ex pareja de la que llevaba muchos años divorciado. Intento explicarles por qué su corazón estaba roto de dolor. Para él no habían pasado los años, seguía unido a ella. Cada vez que intentaba hablar con sus amistades sobre ello, se encontraba con caras raras, cambiaban de tema o simplemente le decían, que su relación se había acabado hace tiempo y que no pensara en ello. Al no encontrar la comprensión que el necesitaba,  decidió vivir su duelo en silencio. Añadiendo así más dolor al que ya tenía.

 

Me comentó que aún sentía tristeza por lo que pudo haber hecho, pudo haber vivido, por lo que puedo ser y no fue. Todo lo vivido y experimentado a lo largo de este año le estaba ayudado a entender el apego, a cerrar los duelos antiguos, esas viejas heridas por las que no habían pasado los años. Aunque sentía que todavía no había terminado del todo su proceso, sentía que estaba sanando emocionalmente. Estaba empezando a sentirse liberado.

 

Un duelo duro y difícil, le obligó a afrontar a su vez los duelos inconclusos. Se enfrentó a sí mismo, a su dolor, a su apego, permitiéndole conocerse mejor. Entendió que su corazón herido no había avanzado ya que vivía apegado a un recuerdo idealizado, no a la realidad.

 

Hace unos días me enteré de que Enrique había comenzado una relación nueva. Le deseeé toda la suerte del mundo. Es un nuevo Enrique, ligero de equipaje, con ganas de ser feliz, de vivir la vida.

28/04/2019 16:30:24 Arual
Hola, sigo tu blog desde hace poco y con esta entrada parece que estás describiendo mi situación. Estoy casada y tengo a mis hijas, hace 2 meses murió mi primer novio con el que viví de todo, esta relación se acabó hace más de 10 años y no sé por qué me a afectado como si no hubiera pasado el tiempo. Me siento mal porque no me enteré a tiempo de su enfermedad y por consiguiente no he podido despedirme. Todas las noches espero tener una respuesta de él bien sea en sueños o de cualquier otra manera, pero no tengo esa suerte y recién acabo de leer tu entrada, la cual llevo esperando tiempo, y... Vaya sorpresa!!! Es también la historia de mi vida... Ojalá sea una señal...
29/04/2019 12:51:25 Spiral Áurea
Hola Aural,

Si sientes que puede ser una señal, tal vez lo sea.

Te animo a que bucees en tus sentimientos hacia él. Qué es lo que todavía te no deja avanzar y cerrar esta etapa. Eso no significa que dejes de amarle o de quererle.

Me alegro que te guste el blog.

Besotes.
05/05/2019 16:50:32 Arual
Hola de nuevo, el problema es que tengo una especie dr sentimiento de culpa, creo que podría haber hecho las cosas de otra manera, necesitaba, necesito una despedida, hasta entonces no podrán cambiar mis sentimientos, me gustaría contactar con él, pero me dicen que todavía es pronto, que aún está en una etapa de aprendizaje y que por consiguiente no habría una buena comunicación, entonces no sé hasta cuándo tengo que esperar, me encantaría poder tener una señal, algo que me dijera que está conmigo, a pesar del paso de los años... Igual él no lo siente así como yo y por eso no encuentro señal a pesar de que se las pido y estoy abierta a recibirlas... Es un caos de sendaciones y sentimientos qué no sé explicar...
06/05/2019 12:47:26 Spiral Áurea
Hola Arual,

No sé lo que te han aconsejado. Por mi parte, en el caso de la espera antes de una comunicación, suelo aconsejar esperar alrededor de tres meses. No hay un tiempo de espera estandar. Cada persona es un mundo y cada duelo también lo es. Las emociones y los sentimientos, como la ansiedad, el dolor, la rabia, la angustia, la culpa, la ira, la frustración... pueden llegar a bloquear o interferir la comunicación. Y por eso, es recomendable esperar un tiempo. Y además así también damos su espacio al ser que ha fallecido para que pueda adaptarse a su nuevo plano.

No todos podemos ver las señales y mensajes con claridad. A veces por muy evidentes que sean, pueden pasar desapercibidos. O que lleguen a través de otras personas.

Si sientes que debes o que necesitas hacerle una despedida, te animo a que lo hagas. Haz lo que te "mande" el corazón. Déjate llevar y siente. Puede ser un acto muy sencillo hasta un ritual personalizado.

Besotes.

Si consideras que necesitas ayuda, te acosejo que acudas a un profesional que te guíe en este proceso. Y si lo deseas, puedes contactar con nosotros para realizarlo.



06/05/2019 13:44:05 Arual
Muchas gracias lo tendré muy en cuenta.
13/05/2019 20:45:48 Rosy
Hola María Eugenia.. yo he leído que algunas medium dicen qué es mentira qué es una leyenda que cuando nuestros seres queridos se van que no está nunca ayudándonos ni cuidándonos que eso es mentira que se van al universo y ya no están por aquí y otro dicen que sí están ayudando los cuando los necesitamos y que a veces vienen a vernos no ser que será verdad yo quiero creer que sí que nos están ayudando pero a veces te lo piensas si es verdad o mentira un beso muy grande guapa.
14/05/2019 15:33:32 Spiral Áurea
Hola Arual,

Muy bien.

Besotes.
14/05/2019 15:46:35 Spiral Áurea
Hola Rosy,

Al morir, volvemos a "casa", al plano, espacio o lugar en el que permanecemos hasta volver a encarnar.

Y entonces, elegimos qué queremos hacer. Podemos ayudar a nuestros seres queridos, a otros seres, o simplemente descansar. Todo ello, forma parte de la evolución de las almas.

Los seres que han fallecido te pueden ayudar y lo hacen si lo consideran oportuno. Ellos "mandan". Ellos deciden cuándo, cómo, de qué manera.

Solo puedo hablar de lo que conozco y he vivido. Del resto no.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: