Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

 

Imagen: Pixabay

 

 

La vida no es lineal, tiene curvas, altibajos, momentos de quietud, de estrés, de sorpresas, de idas y venidas, de cambios y transformaciones; y también, de crecimiento y evolución.

 

Hay épocas en que la vida es parecida a una canción de heavy metal; dura, transgresora, rebelde. Otras es más dulce como las canciones románticas y baladas: suave, amorosa, tierna. Es posible que durante una temporada cantes nanas y canciones de cuna; y en otras, bailes al ritmo de la canción del verano.

 

La música es una fiel compañera de viaje. Siempre está presente en el día a día. Incluso puedes asociar una canción con un instante, un hecho, un pensamiento, un amor que viviste. Si cierras los ojos, y piensas en un momento importante de tu vida, es muy posible que escuches una melodía y sin querer comiences a tatarearla.

 

La música, también sana. Ayuda a liberar las emociones y los sentimientos, aligera el alma, consuela en los momentos de tristeza y anima al corazón, tanto en los períodos buenos como en los más tristes. Tal vez, tengas una canción que te impulsa a ir hacia delante, te llena de fuerza y ánimo. Y lo mismo puede ocurrirte en los etapas de bajón, de tristeza y pena. La música es una vibración poderosa. Tanto puede consolarte, envolviéndote en dulzura y tranquilidad, como darte alas para poder volar.

 

También existen canciones que tocan el corazón. Sus letras parecen estar escritas para tí, describen cómo te sientes, cómo te encuentras, qué has vivido o por lo que estás pasando.

 

La música es vibración, energía, fuerza, pasión, conexión. Mueve, remueve, sana, libera, envuelve, eleva. Conectar con ella es sentirte uno con tu esencia, tu corazón y tu espíritu.

 

La vida se llena de notas, de acordes, de melodías. Eres el compositor de tu vida. Creas tu propia música con tus vivencias, experiencias, visicitudes, altibajos y éxitos. Eres tú quién crea la melodía de tu vida. No hay canción más bonita que la que cada uno compone y crea a lo largo de su día a día.

 

Observa a qué suena tu vida. Qué melodía está vibrando en tí. Porque tú, eres música.

 

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Crisis, cambios, transformación y evolución

 

 

 

Los cambios asustan, especialmente cuando no los deseamos. Sin embargo, la vida de encarga de "empujarnos" y sacarnos de nuestra zona de confort. Muchas veces, tras una etapa de dificultades llega una de tranquilidad. Tomas aire, respiras intentado asimilar y disfrutar de la nueva situación; y de nuevo, llega la incertidumbre, el desasosiego, la intranquilidad.

 

Todos los días superas dificultades, tomas decisiones, te enfrentas a tus dudas saliendo airoso. Pero qué ocurre cuando las pruebas parecen superarte. Qué sucede cuando, de repente te conviertes en un malabarista lanzando y moviendo tus frentes abiertos como si fueran pelotas de colores intentando mantener el equilibrio sin que se caiga ninguna.

 

No, no es fácil. En ocasiones, la tensión, el estrés que supone esta situación, lleva a la angustia, a la ansiedad, al miedo, al bloqueo. En estos momentos, en mi entorno cercano, varias personas están viviendo una época de malabarismos de vida, de frentes abiertos que se suceden uno tras otro. Al igual que muchos de vosotros, y de tí, también he pasado por etapas similares; algunas, más duras y complicadas, y otras que se resolvieron con más facilidad.

 

El huracán llega de repente y sin avisar. Tal vez hayas vivido un cambio de trabajo, de ciudad, de problemas de salud, de la situación económica, de rupturas o reencuentros amorosos, de la pérdida de un ser querido... Tu vida cambia en un instante. Todo lo que te parecía seguro se resquebraja y sientes miedo.

 

La vida ofrece la oportunidad de avanzar, de crecer, de evolucionar. A veces, lo pone fácil, casi en bandeja con situaciones llevaderas y cómodas. En otras, pide que salgas de tu zona de seguridad, te enfrentes a tus miedos, que dejes de lado las mochilas que no son tuyas, y elijas ser tú, fiel a ti mismo. Te pide que mires y vivas la vida con otros ojos, con otra mirada, con otro enfoque. No siempre resulta fácil saltar al vacío, cambiar de hábitos y desapegarse de las personas, de lo que crees, sientes y considerabas.

 

Aunque no tienes por qué pasar por ello, a veces puedes sufrir crisis de ansiedad, sentir miedo, soledad, tristeza y angustia, padecer estrés y depresión. Puedes sentirte superado por todo lo que vives. Si es así, busca ayuda profesional, te apoyarán y guiarán en este proceso. Recuerda, no estás solo.

 

Las crisis obligan a eliminar lo viejo y lo caduco, ya se trate de ideas, pensamientos, creencias, apegos, sentimientos, personas, bienes, etc. Son oportunidades que posibilitan volver a conectar con quién eres, descubrir y redescubrirte, darte cuenta de tus cualidades y de tu fuerza interior. Ayudan a reordenar tu vida, tus prioridades. Y además a cuidarte, a armonizarte y equilibrarte.

 

Hay un antes y un después de una crisis. El cambio propicia la transformación y la transmutación. Ya no eres el mismo. Algo ha cambiado por dentro. Llega una nueva apertura de conciencia que te permite ver la vida con un nuevo enfoque más real, más nítido.

 

Es posible que notes que eres más asertivo, que encuentres en el sentido del humor tu ancla ante las tormentas. Descubres que llorar además de limpiar los ojos y los pulmones, limpia el alma. Descubres que no estás solo. Compruebas quién está a tu lado y te quiere de verdad y quién está por compromiso. Descubres que eres más tú, que estás más conectado a tu yo interior, que te escuchas más y mejor. Descubres que estás en sintonía contigo mismo.

 

Tras la tempestad viene la calma. Date tiempo, se paciente, cuídate y ámate. El caos, el miedo, la soledad, el bloqueo acabarán por pasar, aunque a veces, vuelvan para saludarte y recordarte que debes permanecer atento, que la vida te pone, nos pone, a prueba y que puedes salir reforzado de ellas.

 

Atrévete a confiar en tí mismo, vuela, crece, avanza, evoluciona. Merece la pena.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Eres

 

 

09/09/2019 23:03:29 Sergio
Gracias!!
11/09/2019 22:51:51 Spiral Áurea
Hola Sergio,

A tí.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Una palabra llena de matices y significados: libre

 

 

Algunas palabras son más mágicas que otras, tal vez sea por su sonoridad, por su belleza al verlas escritas, y en la mayoría de las ocasiones, por su significado. Tienen poder, fuerza, energía y vitalidad.

 

Una de ellas es libre. Creo que pocas palabras pueden decir tanto en tan pocas letras. En este preciso momento, aquí y ahora, libre me lleva a vibrar con:

 

L Liberación. Somos libres, pero ¿nos sentimos libres?. A lo largo de la vida podemos sentirnos atrapados por las circunstancias y las personas que nos rodean: trabajo, familia, situación económica, desamor, miedos, incertidumbres, duelos, pérdidas.

 

Es posible que en ocasiones te hayas visto atrapado en un laberinto de sensaciones, de idas y venidas, de querer avanzar y sentir que no podías seguir adelante. Es duro sentirse bloqueado y no saber o no hallar la salida que te lleve hacia la solución. Incluso aunque camines puedes hacerlo a tientas, sin saber qué vas a encontrar durante todo el proceso. Caminas a oscuras con esperanza o con fe en dar con las respuestas adecuadas. A pesar del dolor, de la angustia, de la soledad, de la tristeza, eres libre. Libre para tomar tus propias decisiones.

 

I Independencia. A veces, la vida parece más una carrera de maratón que unas vacaciones en el paraíso. Y aunque estés rodeado de personas que te quieren, al final, las decisiones que tomes, te pertenecen a tí. Sí, somos y eres, responsable de tu vida. Es posible que pueda darte vértigo pensar, sentir, creer, idear, soñar, amar de manera clara, propia y además porder expresarlo sin miedo, especialmente cuando son distintas a lo que esperan los demás o no son las que comparte tu entorno más cercano. Eres único, eso te hace especial. No te anules, no anules, conecta contigo, siéntete uno contigo.

 

B Brújula. Caminar por la vida con rumbo fijo es estupendo. Sabes a dónde quieres llegar, conoces tus posibilidades, lo que está a favor y lo que está en contra, y sobre todo, conoces tus metas. Tal vez tengas que dosificar tus fuerzas, pero antes o después conseguirás llegar a tu propósito.

 

Si no sabes qué camino tomar, qué decisiones son las más adecuadas, si los pasos que estás dando te llevarán a algún lugar seguro y tranquilo, no te angusties. Respira hondo, toma asiento, tómate un tiempo para pensar y sentir. Y mira la brújula, siente a tu corazón, te llevará a dónde desees llegar. Recuerda que siempre marca el norte. Tú eres el norte.

 

R Respuestas. ¿Eres de los que no para de darle vueltas a la cabeza buscando soluciones a los problemas, anticipándote a ellos e intentando encontrar la mejor resolución a algo que todavía no ha sucedido? Seguro que terminas agotado y sin energía; y cuando crees que ya tienes todo controlado, la vida te sorprende con una vuelta de tuerca y te deja descolocado.

 

¿Has intentado cambiar de táctica? Prueba a ocuparte en vez de preocuparte. La vida seguirá siendo la misma, pero tú no. Deja atrás tus miedos, no se trata de ser un kamikaze, sino de fluir, de aprender a enfocar la energía, a reconocer cuáles son realmente tus objetivos. Ócupate de tí, de estar bien, de estar en armonía y equilibrio contigo mismo. Será mucho más fácil que veas las respuestas que antes no encontrabas. Recuerda, eres libre para elegir cómo vivir, ya sea de manera pesimista u optimista, de manera negativa o positiva. A veces la diferencia entre una y otra reside en escucharte, en sentir y vibrar con quién eres.

 

E Equilibrío. En ocasiones cuesta mantenerlo, especialmente cuando estás atravesando por situaciones duras y complicadas. Mantener el equilibrio en medio de la zozobra puede ser difícil. Escucha a tu corazón. Sé honesto y sincero contigo mismo. Encontrarás la brújula que te lleve al camino correcto.

 

No siempre resulta fácil recordar que somos libres. Vivimos condicionados por la sociedad, el entorno, el lugar en el que nacimos, la cultura y educación que hemos recibido. Sin embargo, la libertad, está dentro de cada uno de nosotros. Somos libres para tomar decisiones, para amar, para pensar, para sentir, para ser. La libertad es un tesoro que nos pertenece.

 

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

Vivimos rodeados de ruido, de sonidos estridentes y molestos. Algunos son físicos, como las máquinas, los coches, las conversaciones y la música a todo volumen. Otros, están en nuestra cabeza, son esos pensamientos que no paran de dar vueltas y vueltas como si se tratara de una lavadora en pleno centrifugado.

 

Quizá el ruido más fácil de evitar, es el externo. A veces, basta con bajar el tono, el volumen o ponerse unos tapones en los oídos. También tener unos ventanales dobles e incluso triples ayuda bastante a amortiguar el ruido que tenemos en la calle o por el paso de los coches en las carreteras.

 

Sin embargo, ¿qué podemos hacer para bajar el volumen de nuestros pensamientos? Pensar es bueno y necesario. Entrar en bucle, no. Agota, merma y consume la energía vital, emocional y anímica.

 

En ocasiones, aplacar la mente puede llegar a resultar un trabajo arduo. Hace falta tener un poco de disciplina y ser constante.

 

Es esencial tener un respiro, un momento en el que estar contigo y disfrutar de tu propia compañia. Seguro que tu vida está llena de actividades y ocupaciones. Algunas frustrantes y otras divertidas. Regálate tiempo. Comienza por cinco minutos, y poco a poco irás añadiendo más.

 

¿Qué hacer durante este tiempo? Aparentemente cinco minutos no dan mucho de sí, pero te sorprenderás al descubrir que cunden más de lo que esperabas.

 

Te proponemos:

 

Antes de comenzar, es muy importante, que bajes o apagues el sonido del móvil e incluso si puedes dejarlo en otra habitación mucho mejor, así evitarás la tentación de cogerlo. Solo son cinco minutos.

 

- Realizar estiramientos, estira tu cuerpo siendo consciente de lo que estás haciendo. Pon tu atención en cada zona de tu cuerpo. Céntrate en ello.

 

- Respiraciones sencillas. Lleva tu atención a la respiración. Puedes comenzar contando los segundos que tardas en inspirar y expirar. Si te animas, puedes realizar varias series. Empezando por contar hasta cuatro, cinco o seis inspiraciones y cuatro, cinco o seis expiraciones. Puedes ir aumentando la cifra e incluso entre unas y otras, hacer una parada en vacío, reteniendo la respiración.

 

- Antes de levantarte o al acostarte, o en el momento del día que mejor te venga, prueba a meditar. Observa. Da valor a lo positivo, da valor al hoy, al presente. Ayer, ya se marchó y mañana todavía no ha llegado. Vive ahora. Disfruta del momento único que es el ahora. Dedícate unos minutos solo pata ti.

 

- Escucha música, pon una canción que te guste y te haga sentir bien. Presta atención a la letra, déjate llevar por la música canta y baila. Hazlo a tu manera, relájate, tatarea, disfruta.

 

- Contacto con la naturaleza, si no puedes estar en plena naturaleza, acércarte a ella de otra manera. Seguro que en tu ciudad hay un parque con árboles y flores.

 

Si tienes plantas, dedícales un tiempo. Observa cómo están: es posible que necesiten agua, hayan florecido, etc. Comprueba si están a gusto en el lugar en el que están, o necesitan ser movidas a otro sitio.

 

- Si tienes mascotas, disfruta junto a ellas. Observa cómo viven cada momento.

 

- Ponte en contacto con personas optimistas, agradables. Envíales un saludo, un mensaje, un wasap. La energía positiva es contagiosa.

 

- Recuerda una vivencia, un chiste, una frase que te haga sonreír, reír. Deja que la sonrisa llegue a tu corazón y permite que la risa se expanda por todo tu cuerpo. Y si además puedes, suelta una carcajada a mandíbula batiente.

 

- También puedes practicar yoga, Reiki, dar o darte energía. 

 

Si practicas todos los días, enseguida notarás el beneficio de desconectar y dejar la mente en blanco. Cargarás las pilas y tendrás más vitalidad. Cinco minutos dan mucho de sí y poco a poco irás añadiendo más minutos a tu nueva rutina.

 

Merece la pena invertir en tí. Ánimate a regalarte tiempo, a mimarte, a cuidarte.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

 

En el hemisferio norte acabamos de estrenar la primavera, el otoño en el hemisferio sur. Si cierras los ojos podrás escuchar el latir de tu corazón, es posible que suene más fuerte e intenso. Es la magia de la energía de la primavera, del renacer, de volver a la vida, de florecer.

 

En invierno, la naturaleza aparentemente se aletarga, baja su ritmo de crecimiento e inclusive parece que se detiene y desaparece hasta que con la llegada de la primavera, de la luz y del calor, emerge con fuerza e inicia un nuevo ciclo.

 

Lo mismo pasa con los tránsitos y los ciclos que vives a lo largo de tu vida. Porque la vida, está llena de cambios, vueltas, idas y venidas, sorpresas, experiencias. Aunque sean positivas, en ocasiones, cuesta ver su lado más beneficioso debido a la dureza y el dolor que conllevan.

 

Nacimientos, cambios de trabajo, de amistades, mudanzas, pérdidas, separaciones, muertes, enfermedades, alegrías, duelos, crisis, fracasos, éxitos... ¿Los reconoces? No afectan de la misma manera ni con la misma intensidad. Aunque eso sí, tienen algo en común, dejan huella e impulsan los cambios en la vida.

 

Si te caes y haces una herida, puedes ver la marca que deja en tu piel, en tu cuerpo. Y ¿qué ocurre con las heridas emocionales? También dejan su impronta. El impacto puede llegar a ser tan profundo que te dejen bloqueado, paralizado. Generalmente, sueles reaccionar y encuentras la manera de seguir hacia delante, ya sea por las circunstancias que te rodean o por tí mismo.

 

Si la herida no se ha curado, no ha tenido tiempo para sanar. Por mucho que sonrías al mundo, te acompañará y cuando menos lo esperes, saldrá de nuevo a flote para recordarte que es necesario que tomes un tiempo para sanarla.

 

Para sanar hace falta amor, comenzando por uno mismo. El amor engloba el perdón, el reconocimiento, la valoración, la escucha, el empatía, la compasión, la responsabilidad, la autoestima.

 

Y también, tiempo. Espacio para escucharte, para explorar el origen y el porqué de la herida, tiempo para averiguar la causa del bloqueo, para saber dónde estás y para descubrir dónde quieres situarte ante tí mismo, los demás y las circunstancias que te rodean.

 

Tiempo que te permitirá afrontar tu verdad, tu dolor, tus miedos. Y también para descubrir que tu fuerza mueve montañas, que llegará un día en que todo cambiará y dará la vuelta. Da igual si has tardado dos horas, dos días, dos semanas, dos meses, dos años, dos décadas.... Llegará el día en que todo cobre sentido y se ponga en orden. Descubrirás que el clic está en tí, y no tanto en los demás. Tú tienes el poder sobre cómo quieres que te afecten las situaciones. Date tiempo, se paciente contigo mismo y ámate, ámate, ámate.

 

Tras el duro invierno que supone atravesar las etapas difíciles de la vida, todo un aprendizaje interior y evolutivo, que invita al recogimiento, a explorar amorosamente dentro de tí, a mirar y redescubrir quién eres, y a hacia dónde quieres dirigirte, llega el momento en que comienzas a ver los frutos de todo este trabajo interior. Llega la primevara a tu vida.

 

 

16/04/2019 16:30:11 Veronica
Muy cierto eso que dicen:
Tras el duro invierno que supone atravesar las etapas difíciles de la vida, todo un aprendizaje interior y evolutivo, que invita al recogimiento, a explorar amorosamente dentro de tí, a mirar y redescubrir quién eres, y a hacia dónde quieres dirigirte, llega el momento en que comienzas a ver los frutos de todo este trabajo interior. Llega la primevara a tu vida.
Estoy pasando por una situación difícil y debo tomar decisiones.
17/04/2019 14:18:59 Spiral Áurea
Hola Verónica,

Siento que estés pasando por un momento duro. Tómate tu tiempo, ámate, respira hondo, piensa en tí, quiérete. Encontrarás la luz que ilumine tus decisiones, aunque a veces parezca que es muy tenue. Busca tu verdad, la que te hace vibrar. Puede que no sea la más fácil de tomar, o tal vez sí lo sea. Adelante, siempre adelante.

Un abrazo.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

Un libro es un tesoro.

 

Tengo en mis manos un libro que impacta, que no deja indiferente, que remueve, que engancha, que despierta, que hace pensar, que permite revisar las creencias y el enfoque sobre la vida y la muerte. Este libro se llama "Cuando el final se acerca. Cómo afrontar la muerte con sabiduría" de Kathryn Mannix. Está editado por El Ojo del Tiempo de Siruela.

 

Kathryn Mannix es doctara en medicina y especialista en cuidados paliativos. A lo largo del libro encontrarás varias historias reales de personas que han estado en paliativos. Describe cómo han afrontado su muerte: el proceso que han vivido, su evolución personal, transformadora y espiritual. La importancia de bien morir, de morir en paz con uno mismo, con su vida, con sus circunstancias, con lo que le rodea y con los demás. También habla de cómo afecta todo este proceso y la muerte al entorno más cercano, a la familia, al personal sanitario.

 

Es un libro escrito desde y con el corazón. Es un libro que irradia amor, que es amor. Algunas de las historias puede que te lleguen más adentro, que te afecten más que otras, por haber vivido situaciones similares o porque plantean realidades por las que no quieres pasar, o al revés, te gustaría que fueran iguales.

 

Reconozco que ha habido historias que me han removido mucho: me he reído y también se me ha escapado alguna lágrima. En algún momento, entre historia e historia he dejado pasar un tiempo para reposar, integrar, pensar y reflexionar. Porque aunque soy consciente que la muerte y la vida van ligadas, a veces se me olvida que la muerte no avisa cuando llega y a todos por muy preparados que estemos, nos afecta, sacude e impacta a todos los niveles.

 

Si tuviera que resumir en palabras el libro elijo: amor, realidad, despertar, conciencia, reflexión, vida, muerte, buen morir, paz, esperanza, sabiduría y de nuevo, amor.

 

Es un libro que deja huella, que ayuda a pensar en cómo queremos vivir la vida, en cómo disfrutar de ella, a diferenciar lo que es realmente importante de lo que es más superficial, que invita a que seamos conscientes y veamos dónde reside la felicidad. Y por supuesto, tiende una mano a que meditemos sobre la importancia de bien morir, de tener un buen morir, de morir en paz y en amor,

 

 

Foto: portada del libro, tomada de internet.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

 

El día 14 se celebra San Valentín. Normalmente lo asociamos con el amor de pareja, con el enamoramiento. Sin embargo, el amor es completo en su totalidad. El amor es único y total aunque nos empeñemos en catalogarlo.

 

El amor comienza cuando eres capaz de mirar hacia dentro, de sentirte, de aceptarte, de valorarte aún sabiendo que no eres perfecto. El amor sigue presente cuando reconoces que no lo sabes todo, cuando aceptas que eres vulnerable, sensible, tímido y fuerte, valiente y capaz. Y por supuesto, cuando disfrutas de tus aciertos y éxitos. De acuerdo, en ocasiones, el darte cuenta de ello, es un camino de largo recorrido al que llamamos aprendizaje, evolución, despertar de conciencia. Simplemente es vida.

 

Si no te amas, es más difícil mirar hacia tu interior y hacerlo con una mirada dulce, con la mirada del perdón. Miráte desde el corazón. No con la mente. El corazón no juzga, perdona, ama.

 

Amarte significa no juzgarte, respetarte, cuidarte. Conocer dónde te duele la herida y su profundidad, tus cicatrices, tu sombra, tu lado vulnerable; todo ello, no te debilita, al revés, te lleva a tu esencia, a conectarte contigo mismo, a tu ser.

 

No culpa, si responsabilidad. La culpa atrapa en un bucle de dolor, de sufrimiento. La responsabilidad te permite cierta objetividad y poder actuar con mayor claridad y conciencia. Poder cambiar de enfoque, de visión facilita tu escucha interior y a su vez el encontrarte. Sintonizar contigo mismo, ayuda y reconforta a tu niño interior. Y así será más fácil perdonarte y a su vez, perdonar.

 

Lo opuesto al amor es el miedo, ya que paraliza, bloquea. Este miedo puede provenir de sentir carencias emocionales, de sentirte abandonado, de no recibir lo que considerabas que necesitabas o merecías, de la frustración, del desencanto, del dolor profundo. Esa es la voz de tu niño interior. Ese que al que muchas veces, le cuesta crecer y sentirse merecedor de amar y ser amado.

 

Ámate, quiérete, mímate, respétate. Date permiso, no temas que vuelvan a hacerte daño, ábrete al amor. El amor cuando es verdadero obra milagros. Ama todo lo que eres y tienes. Ama la diversidad, la diferencia, lo que une, la tolerencia, el respeto, la fuerza. Valórate, ama sin miedo.

 

Haz que todos los días del año sean San Valentín. Ámate.

 

Si te apetece celebrar este día, hazlo. Mímate. Regálate tiempo, escucha. Disfruta plenamente de tu compañía, de tu esencia, de tí mismo.

 

Si además tienes pareja, disfruta del amor que tenéis, de vuestros sueños y metas, de vuestro día a día. Si tienes hijos, sonríeles, ayúdales a amarse, eres su guía confían plenamente en tí. Si tienes mascotas, juega con ellos, forman parte de tu vida y están en tu corazón.

 

Celebra San Valentín por todo lo alto, celebra el amor todos los días, ámate, ama. Permítete amar y ser amado. Recuerda que eres Amor.

 

Imagen: Gaëlle Boissonnard

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Reto: descubre lo bueno que sucede en tu vida y que hay en tí

 

 

2019 lleva recorrido casi un mes desde que comenzó su andadura. Cada ciclo brinda la oportunidad de iniciar algo nuevo: una meta, un reto, una toma de decisiones, un viaje, un cambio, dar un salto, despertar, avanzar, evolucionar...

 

Desde Spiral Áurea queremos proponerte un reto. Es sencillo y fácil de realizar. Vivimos acelerados, y muchas veces, tomamos decisiones y actuamos de manera automática. Queremos ayudarte a despertar, a ser consciente de todo lo bueno y positivo que hay en tu vida.

 

Nuestro objetivo:

 

Ayudarte a valorar todo lo bueno que tienes, que eres, que hay y existe en tu vida. Aún en los momentos más complicados y duros, hay un rayito de luz que ilumina tus pasos. Nos gustaría ayudarte a que lo vieras, percibieras y sintieras.

 

¿Qué necesitas?

 

Un agenda o un diario y un boli.

Cinco minutos al día, e incluso menos.

 

¿Te animas?

 

El reto consiste en observar lo que vives y experimentas en tu día a día y apuntar todo lo bueno que te sucede. O dicho de otra manera, qué te ha hecho feliz, con qué has disfrutado, que te ha arrancado una sonrisa, qué miedo has superado, qué tiempo te has dedicado...

 

Apúntalo en la agenda o diario. Una recomendación, no leas lo que has escrito hasta pasado un tiempo largo, tal vez varios meses, o puedes hacerlo con cada cambio de estación. Cuando lo hagas, hazlo desde el corazón, con amor y por qué no, con sentido del humor. No te juzgues. No se trata de una competición. Se amable y comprensivo contigo mismo.

 

Al releer podrás comprobar la evolución que ha habido en tu vida. Los pasos que has dado puede que te parecieran insignificantes en su momento pero con el paso del tiempo podrás comprobar su importancia ya que han hecho posible tu presente, tu ahora. Te han traído al punto en el que estás. Da valor a lo que has hecho, sentido, pensado. Todo ello te ayudará a ser consciente y a valorar los pequeños detalles que pasan desapercibidos pero que posibilitan que seas más feliz.

 

Es posible que al principio te cueste o no sepas qué escribir. Vamos a poner varios ejemplos, en donde cabe todo. Tú vives tu vida y tienes la llave de tu bienestar.

 

- He disfrutado mucho tomando un helado de vainilla.

- Hoy ha salido el sol tras varios días de lluvia. O por fin, llueve.

- Me he apuntado a hacer pilates.

- He comprado algo que me gustaba.

- Mientras paseaba me he dado cuenta de lo que me rodeaba: personas, paisaje... Me he escuchado.

- He tenido tiempo para meditar.

- He quedado con mis amigos y lo hemos pasado de maravilla.

- He decidido hablar con la persona que me gusta.

- Me he perdonado a mi mismo.

- Siento que se están curando mis heridas: desamores, frustraciones, tristezas.

- Aunque mi dolor es muy profundo, me he dado permiso para sonreír, aunque sea un segundo.

- Me ha sonreído y me he estremecido.

- Me siento vivo, estoy vivo.

 

Apunta sin miedo todo aquello que te haga feliz, te haga sonreír, te recuerde que has dado un paso adelante, que respiras, que estás vivo, que existes ... por pequeño e insignificante que te parezca. Todo tiene valor.

 

Si te unes a este reto, nos gustaría saber qué ha sucedido, qué has descubierto, qué has experimentado y sobre todo, nos encantaría saber que has descubierto que en tu vida hay más luz y positividad de la que parecía a simple vista.

29/01/2019 20:41:59 Rosy
Hola María Eugenia.. me gustaría consultarle una cosa.. yo le he puesto una vela a mi madre que hoy es su cumpleaños ella está fallecida hace 2 años pero la vela ha durado el doble que lo que dura siempre y es la misma a lo mejor está preocupada en otro plano por lo que ha dejado en la tierra los problemas o con mi hermano estaba muy preocupada por él no sé si será eso.. o en el otro plano ya no los preocupan lo de la tierra un beso enorme GRACIAS.
01/02/2019 16:15:02 Spiral Áurea
Hola Rosy,

Al morir, vemos y sentimos lo que ocurre de otra manera. Tenemos otra perspectiva de lo que sucede. Según vamos avanzando en el nuevo plano, vamos dejando atrás las preocupaciones. Lo que antes era dolor y angustia, ahora se percibe desde el amor y con mayor conciencia.

Te invito a que sientas en tu corazón, realmente qué persona es la que está preocupada por la situación que estás viviendo y la relación con tu hermano.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

2019:  una visión general del año través del tarot

 

 

 

Ya está aquí 2019.

 

Toda etapa nueva o cambio, y un nuevo año lo es, es un horizonte abierto a todo. Y abarca desde lo más concreto a lo más espiritual. La diferencia reside en que tiene una energía distinta a la anterior. Algunos años puede ser más expansiva lo que puede favorecer los proyectos, los deseos, la consecución de las metas. Otras veces, la energía invita a mirar hacia dentro, siendo más intimista. En ocasiones, la energía es más rápida, lo que favorecerá que vivas experiencias más intensas, de esas que dejan huella.

 

Vamos a observar 2019 desde el tarot, a un nivel general, trabajando con los Arcanos Mayores. En estos encontramos representada la vida y los distintos procesos por los que atravesamos a lo largo de toda ella. Aunque cada Arcano tiene muchos más significados, vamos a indicar las principales palabras claves asocidas a cada uno de ellos. Siempre se puede ahondar más en los significados y correspondencias, pero en esta ocasión hablaremos de tendencias, de posibilidades. Aunque la energía sea la misma para todos, cada uno de nosotros es un mundo, y vive las experiencias de manera distinta.

 

Comenzamos.

 

¿Te animas a sumar los números que componen 2019? Si sumas 2 + 0 + 1 + 9, el resultado es 12. Se puede seguir reduciendo a una sola cifra, 1 + 2 = 3. La carta número 3, es III la Emperatriz y la 12, XII el Colgado. La Emperatriz representa la fertilidad, el crecimiento. Y el Colgado, el parón, momentos de espera.

 

Como tendencia 2019 viene cargado de energía creadora y de crecimiento que favorece los proyectos, las ideas. Una de las palabras claves, es la creatividad. No tengas miedo a aplicarla, a conectar con ella, te ayudará a desbloquear y a resolver situaciones que están paradas. Y si estás pensando en ser padre o quedarte embarazada, éste puede ser tu año.

 

Además 2019 también se puede dividir de la siguiente manera:

 

20, se corresponde con el arcano XX el Juicio. Asociado a resurgir, a renacer.

19, se asocia con el  XIX el Sol. Arcano de amor, de éxito, de fluidez.

 

La energía de este año, será favorable a todos los niveles, lleva a un cambio importante desde la base, que da lugar a la posilibidad de renacer, y si se consigue, será para brillar en todos los campos.

 

Por ejemplo: si se presenta una situación adversa o complicada, es posible que el proceso sea duro pero lleva implícito la posibilidad de que renazcas y consigas brillar, de lograr tus metas y deseos. Y como todo renacer, implica un aprendizaje, un cambio de enfoque, de madurez.

 

Tal vez no tengas que pasar por ningún proceso complicado. Simplemente, llega ese cambio y con él, la serenidad y la tranquilidad de saber que lo que has hecho es correcto.

 

Seguimos dividiendo 2019. Esta vez, en cuatro cifras.

 

2 corresponde al II la Papisa. Asociada a la intuición.

0 al arcano 0 el Loco. Asociado a lo nuevo.

1 al I el Mago. Relacionado con el conocimiento para llevar a cabo un proyecto, una idea.

9 al IX el Ermitaño. Asociado a la sabiduría y a la consolidación.

 

De manera sencilla aconseja que escuches a tu intuición, fluye. Es posible que tengas que enfrentarte a situaciones nuevas o que incluso sea nuevo el que escuches a tu intuición. No te agobies, tienes o encontrarás las herramientas para llevar a cabo lo que deseas. Si no lo ves con claridad, medita, reflexiona sobre ello, tómate tu tiempo y encontrarás el camino para materializarlo.

 

Resumiendo

 

2019 se presenta como un año creativo, que va a favorecer tus proyectos, tus metas, tus ideas. Utiliza la intuición, fluye y no te asustes ante las situaciones nuevas que puedan aparecer, sabrás hacerles frente y superarlas. Cuentas con las herramientas necesarias para hacerlo. Puedes encontrar mayor estabilidad en tu vida.  

 

2019 te recuerda que tienes la fuerza y el potencial necesarios para ser quién eres, para conectar contigo, con tu esencia. Si estás conectado, brillas.

 

En los momentos en que dudes, te bloquees, o pierdas la esperanza, no olvides que eres capaz de vencer, de superar, de afrontar tus miedos, de avanzar y crecer. Ante un examen o dificultad, no sólo tienes la posibilidad de superarlo con éxito, sino que además, todo ello conlleva, un cambio interior que te permite resurgir y renacer. Cuentas a tu favor con la creatividad, la intuición, el tiempo para tomar decisiones.

 

Si deseas información personal sobre cómo va a ser tu año o quieres resolver alguna duda, en Spiral Áurea podemos ayudarte, orientarte, guiarte a través de las consultas.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: