Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

 

 

Tenemos la capacidad de crear, de idear, de soñar. Imaginar, favorece la creación, el dar forma a aquello que deseamos. Imaginamos una situación, un color, una sensación, una obra, un proyecto, una conversación, una relación. Imaginamos, proyectamos cómo puede desarrollarse y evolucionar.

 

Visualizar sería similar, sin embargo, hay una pequeña diferencia muy sutil; y es que visualizar conlleva percibir, sentir y vivir realmente aquello que hemos imaginado. Visualizar es un paso más allá a la imaginación.

 

Ambas, imaginación y visualización, van de la mano.

 

Vamos a poner un ejemplo.

 

Vamos a imaginar que caminas por un bosque. Estás allí, miras a tu alrededor y observas lo que ves. Es posible que veas el cielo azul, los árboles frondosos, la luz del sol que se tamiza entre la ramas. Puedes ir añadiendo elementos que desees: pájaros, ríos, una casa, personas. Puedes imaginar que vives allí y cómo puede ser tu vida. Imaginar se acerca más al deseo. Sería parecido a darle forma a un deseo, proyecto, meta.

 

Ahora vas a visualizar que estás en el bosque. Vas a sentir las briznas de hierba mientras caminas sobre ella, el olor del bosque, la rugosidad de la corteza de los árboles, el canto de los pájaros, la temperatura...

 

Al visualizar estás más en contacto con tus emociones y sentimientos. Lo que percibes puede ser más claro y nítido. Observa con atención lo que va sucediendo ya que puedes recibir información y respuestas a muchas de tus inquietudes, preocupaciones, preguntas. No imagines qué va a suceder, deja que suceda. Fluye y observa qué ocurre. Como si fueras el espectador de una película y además, formaras parte de ella.

 

En ese fluir, puedes acceder a estados de conciencia más elevados que permiten obtener una información más precisa sobre hechos que van a suceder o ya han acontecido, tener encuentros con otras personas, con seres que han fallecido, con guías; tener acceso a los registros akhásicos, sanar situaciones y heridas personales, meditar; puedes utilizar esta herramienta para programar sueños lúcidos, para mejorar la calidad del sueño...

 

Si te cuesta visualizar, puedes comenzar imaginando lo que deseas y cuando te sientas cómodo con ello, da un paso más. Fluye y observa cómo te sientes.

 

También puedes acceder a las visualizaciones guíadas dónde sólo tienes que seguir los pasos que van marcando y siempre siempre, déjate llevar. No marques pautas, permanece abierto a lo que ocurre. De esta manera, será más fácil que puedas obtener respuestas a tus preguntas, dudas... Déjate sorprender, déjate llevar por tu intuición, por el camino que marca tu alma.

 

Imaginar y  visualizar son dos herramientas estupendas que facilitan nuestro trabajo interior, evolutivo y espiritual.

 

En Spiral Áurea, visualizar es una heramienta que utilizamos a diario. Para tener buenos resultados, recomendamos visualizar de manera continua. Si te apetece y estás interesado en aprender a visualizar, puedes contar con nosotros. Organizamos talleres de visualización. Puedes solicitar más información en info@spiralaurea.com.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Equinoccio de primavera: potenciando proyectos

 

 

Si, por fin llega la primavera. Y lo hace este sábado día 20 a las 10:37 de la manaña.

 

La primavera es la estación del color, de los brotes, del florecimiento. Tras la pausa del invierno, la vida estalla con toda su fuerza y poderío.

 

Antes de que salga a la luz un proyecto, una meta, un deseo, hay que trabajarlo desde la base, siendo conscientes, pensando y sintiendo aquello que necesitamos hacer para que salga adelante. Este es el camino de la transformación que se produce del invierno a la primavera.

 

El equinoccio de primavera tiene una energía poderosa que podemos utilizar para impulsar y dar fuerza a nuestros proyectos e ideas.

 

Si te apetece celebrar este día de una manera diferente, te proponemos conectar con la esencia de este día a través una visualización.

 

Allá vamos.

 

VISUALIZACIÓN

 

Primer paso. Busca un lugar en el que estés tranquilo, cómodo y relajado. Si puedes estar en la naturaleza, estupendo. Y si no es posible, también estupendo. Puedes poner junto a tí una planta o una imagen de un paisaje que te guste y te haga sentir que estás conectado a la tierra.

 

Segundo paso. Conecta con la energía de este día, con la fuerza de la primavera, con el estallido de la vida. Visualiza una luz de color blanco, dorado o arco iris que entra a través de tus pies y llega hasta tu cabeza. Se expande por todo tu cuerpo. Lleva esta energía a las palmas de tus manos y observa cómo salen de ellas rayos de colores blancos, dorados o arco iris.

 

Si sientes calor, escalofríos, hormigueo, frío... No te preocupes, es normal. Es la energía que se está moviendo.

 

Tercer paso. Piensa en un proyecto, en una idea, en un deseo, en una meta que deseas conseguir. Visualiza que lo plantas en la tierra, lo cuidas y riegas. Poco a poco va haciéndose más y más grande hasta que se abre lleno de fuerza y color a la vida. Todo se llena de la luz dorada, blanca o arco iris. 

 

Cuarto paso. Observa cómo crece tu proyecto y se convierte en aquello que has deseado, es todo un éxito. Observa tus sentimientos, tus pensamientos, tus sensaciones. Relájate y disfruta de lo logrado.

 

Si lo deseas, puedes plantar tantos deseos, proyectos y metas como tengas. Dales tu luz, tu energía y la del equinoccio.

 

Puedes repetir esta visualización todas las veces que consideres necesarias tanto el sábado como otros días. Dale tu toque personal, hazla tuya.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Rituales sencillos para el Solsticio de invierno y Nochevieja

 

 

Seguimos inmersos en las energías de diciembre. Las palabras clave son: renacer, resurgir.

 

Ya hemos pasado la luna nueva del día 14 y también el eclipse solar. Tenemos dos citas muy importantes dentro de unos días, el día 21, el Solsticio de Invierno, en el hemisferio norte, y Nochevieja.

 

Este año, el día 21 es aún más potente energéticamente hablando, gracias a la conjunción de dos planeta, Jùpiter y Saturno, o dicho de otra manera, ambos planetas se acercaran tanto, que casi parecerán uno y por suerte, podremos verlo mirando al cielo noctuno en dirección sudoeste. Y ¿qué verás? Verás lo que muchos han llamado, la Estrella de Belén. Este acercamiento se produce cada 800 años. ¿No es algo mágico que podamos ser espectadores de ello?

 

Todas las energías que te rodean, impulsan los nuevos comienzos, la finalización una etapa y el inicio de otra, dar un giro a tu vida, eliminar o trabajar lo que no te gusta o no sirve, y enfocarte en lo que deseas conseguir o lograr.

 

Desde Spiral Áurea te proponemos realizar unos sencillos rituales que podrás hacer tanto el día del Solsticio de Invierno y como en Nochevieja. Y por supuesto, si te apetece, los dos días.

 

Si no tienes mucho tiempo:

 

- Toma cinco minutos para tí.

- Escoge un lugar en el que puedas estar tranqulo, cómodo.

- Medita, escúchate.

- Siente que es lo que deseas que cambie en tu vida. Tal vez, cuidarte más y mejor, sentirte pleno contigo mismo, permanecer atento a la escucha interior; poner en marcha aquellos planes que dejaste en un rincón, cambiar de casa....

 

Cuando medites, conecta con la energía de estos días. Haz que te acompañe. Puedes visualizarla como una ducha amorosa de color dorado que te ilumina por completo desde tus células hasta el pelo, pasando por tus deseos.

 

 

Si tienes tiempo: 

 

Puedes hacer los pasos anteriores y añadir otros.

 

  • - Puedes encender una velita, poner incienso.
  • - Si tienes un mineral, un cuarzo, puedes tenerlo cerca de tí, entre tus manos,  colocarlo junto a tus pies o donde sientas. Fluye, déjate llevar.
  • - Aprovecha y estate más tiempo meditando, visualizando y perfilando más detalladamente, aquello que deseas lograr.
  •  - También, tener cerca una libreta donde puedes apuntar todo aquello que percibas, sientas, pienses, las ideas que te lleguen, etc.

 

Déjate envolver por la energía. Puedes visualizarla a modo de ducha amorosa de color dorado que te inunda y se expande por todo el cuerpo, pasando por los sentimientos y las emociones, llegando a las ideas, los pensamientos, las soluciones, etc. Y si lo deseas, también, puedes envolver con esta luz a tus seres queridos.

 

 

Y en Nochevieja,

 

Además de los pasos anteriores, también puedes realizar sencillos y pequeños actos o rituales que estén cargados de simbolismo, intención y energía.

 

Por ejemplo:

 

- Al comer las uvas, con cada uva, piensa en aquello que deseas que llegue a tu vida.

- Si te apetece dar un toque extra que de fuerza e impulse tus deseos: puedes llevar algo de color rojo: una cornalina, un jaspe, una pulsera, un collar, ropa, etc.

- Hay quienes prefieren realizar el primer brindis del año tomando una copa de champán o de cava poniendo dentro un anillo de oro.

- Otros, tocan un instrumento, saltan, bailan, o toman una comida especial en ese momento mágico del fin de año.

- También puedes disfrazarte para darle un toque divertido al nuevo año.

 

Puedes realizar tanto rituales como desees. Lo importante es que lo hagas tuyo, que le des tu energía, le pongas tu intención.

 

Además de pedir por todo lo que deseas que llegue a tu vida, no te olvides de dar las gracias por todo lo vivido, lo recibido, lo experimentando.

 

Es un buen momento para dar paso a la luz, para que ilumine las sombras, las dudas y te guíe a encontrar todo aquello que vibre contigo, te llene de felicidad, armonía y bienestar.

18/12/2020 15:48:24 Isa
Como siempre , gracias por tus sabios consejos.
Felices fiestas cielo
19/12/2020 15:27:26 Spiral Áurea
Hola Isa,

Gracia a ti, guapa.

Felices fiestas, preciosa.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Cursos, Talleres y Consultas: curso 2019 - 2020

 

 

 

El tiempo pasa muy rápido y tras las vacaciones de verano volvemos a ponernos en marcha y queremos compartir contigo las actividades que vamos a ofrecer en Spiral Áurea a lo largo de este curso 2019 - 2020.

 

Los cursos y talleres son presenciales en San Sebastián.

 

Cursos:

 

Cursos de tarot

- Diferentes niveles: básico a avanzado.

- Grupos de prácticas de tarot.

- Aprender a fluir con el tarot.

 

Cursos de canalización y mediumnidad

- Presenciales.

- Talleres a lo largo del año.

 

Clases a tu medida

Clases individuales y personalizadas online en las que trabajeremos junto a tí, aquellos temas que te interesen como desde aprender a canalizar, a dar y recibir mensajes, apoyo en duelo, afrontar los distintos tránsitos de la vida, etc.

 

Talleres:

 

Talleres de Cristales

Diferentes talleres a lo largo de año en el que aprenderás a trabajar con ellos.

- Aprender a activar, limpiar y programar un cristal, mineral.

 

Talleres de Humo Sagrado

            Varios talleres a lo largo del año. diferentes días y horarios.

- Introducción al uso ritual y mágico de los sahumerios. Diferentes tipos.

- Aprender a crear y ritualizar tus propios sahumerios, y a hacer limpiezas energéticas.

 

Talleres de Visualización Creativa

Diferentes talleres a lo largo de año. Posibilidad de varios horarios.

- Aprenderás a enfocarte en tus proyectos y metas.

- Aprenderás a trabajar con tu energía y emociones.

 

Talleres de armonización de chakras

- Aprenderás cómo trabajar cada chakra.

 

Y además de los cursos y talleres, seguimos atendiéndote en consulta como siempre: tarot, resolución de dudas, orientación, mediumidad, canalización, reiki, apoyo en duelo, comunicación con seres queridos, mascotas, regresiones, etc.

 

Para más información e inscripciones escríbemos a info@spiralaurea.com.

 

Te invitamos a ver nuestro vídeo: haz clic aquí

22/09/2019 15:40:59 Grace Rodríguez
Excelente artículos
25/09/2019 00:40:15 Spiral Áurea
Hola Grace,

Muchas gracias.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

El viernes 21 es el solsticio de verano en el hemisferio norte, y el de invierno en el hemisferio sur. Y justo dos días después tenemos otra gran cita, el 23, la víspera de la noche de San Juan.

 

Son días muy potentes energéticamente hablando. Propicios para trabajar con la energía del fuego. Palabras clave para estos días: purificación, renovación, impulso, fuerza, pasión.

 

Aprovechando esta estupenda energía, te proponemos un ritual que puedes realizar uno o los dos días.

 

Antes de hacer el ritual, es importante que pienses qué te gustaría trabajar. Qué meta o deseo quieres conseguir, qué te gustaría alcanzar o sencillamente qué quieres alejar o eliminar.

 

¿Te animas a realizarlo? Comenzamos.

 

Primer paso, busca un lugar en el que puedas estar a gusto y cómodo. En el que sepas que no te va a molestar nadie.

 

Segundo paso, vamos a trabajar con el elemento fuego. Para tu ritual puedes utilizar una vela, una barrita de incienso, palo santo, incluso si no dispones de nada de ello, una imagen del sol, una foto de una hoguera... Aunque, si puedes, te recomendamos las primeras opciones.

 

Tercer paso. Escribe lo que deseas en un papel, céntrate en ello. No estaría nada mal, utilizar un boli o rotulador de color rojo o dorado. No pasa nada si escribes con otro color.

 

Cuarto paso, enciende la vela, el incienso. Toma en tus manos lo que has escrito. Visualiza que consigues lo que has pedido, lo que deseas lograr. Dale tu fuerza, tu energía. Puedes estar el tiempo que consideres necesario. Guarda el papel que has escrito hasta el siguiente solsticio de verano.

 

Quinto paso, especial para la víspera de San Juan. Si te animas, puedes saltar por encima de la vela. Tiene el mismo efecto que si lo haces sobre una hoguera.

 

Sexto paso, disfruta del momento. Siente la conexión con la energía, que te inunda, que te baña, que está contigo. Puedes darle las gracias por su ayuda en este proceso.

 

Este ritual es sencillo de realizar. No tiene una duración concreta puesto que tú marcarás el tiempo. Puedes estar cinco minutos o una hora. No por estar más tiempo, será mayor su efectividad. Lo importante es la intención y la fuerza que le des.

 

Feliz solsticio de verano y víspera de San Juan.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

 

Siempre me he sentido atraída por los árboles. Vivíamos al lado de un parque que tenía pinos y abetos. Me encantaba subirme a ellos, encaramarme a sus ramas, apoyar la espalda en el tronco y descansar. Cerraba los ojos y me relajaba. Hasta que llegaba mi madre, y me hacía bajar del árbol por miedo a que me cayera. En cuanto podía, volvía a trepar al árbol. Mi árbol preferido era un abeto enorme, a los ojos de una niña de siete años, todo era grande. Era fácil subirse y era muy acogedor.

 

Creo recordar que era la única que se quedaba quieta en el árbol, cerrando los ojos, desconectando mientras los demás niños correteaban, jugaban junto a sus raíces y algún que otro aventurero, trepaba hasta las ramas más altas y después se dejaba caer a la hierba.

 

Con diez años, estando de colonias, recuerdo que en una ginkana de juegos, había que prueba que consistía en abrazar a un árbol y decirle que le querías. Me costó hacerlo porque sentí que  lo hacían para burlarse de los demás. Algo que comprobé al terminar la prueba.

 

Con el tiempo, he seguido y sigo encontrándome en la naturaleza, tanto en el mar, en el bosque, como entre los árboles y las flores. Al acercarme pido permiso a la madre tierra para entrar en su territorio. Sintiendo el lugar, el espacio, la energía. Dejando que sea mi corazón el que me guíe. Me dejo llevar, fluyo. Puedo abrazar a los árboles; sentarme junto a un tronco o en un banco bajo la sombra de un hermoso y gran árbol; otras veces, acaricio suavemente su corteza; y siempre que puedo, camino descalza sobre la hierba, mientras respiro hondamente.

 

Además de vivir una experiencia muy bonita es beneficiosa para el espíritu, el cuerpo, la mente y el alma: cargo las pilas, respiro mejor, encuentro paz y calma, lo que me ayuda a poner en claro mi mente y mis ideas, hallo refugio y protección, equilibrio, bienestar. Y siento la conexión con la tierra, con el todo. Sí, salgo renovada.

 

Este martes decidimos pasear por un parque urbano lleno de árboles que hay en San Sebastián. Allí encontramos este maravilloso y enorme árbol que además de regalarnos una estupenda sombra en un día de mucho calor, nos acogió amorosamente, pudimos meditar y relajarnos apoyados en él. El tiempo pasó volando. Fue una experiencia muy bonita y salimos nuevos y llenos de vitalidad.

 

Si os fijáis en la foto, al pié del árbol, a la izquierda, podéis ver a una persona apoyada en su tronco. ¿Podéis haceros una idea del volumen y tamaño de este maravilloso y grandioso árbol?. No sé cuántos siglos tendrá, seguro que son muchos.

 

Es época de vacaciones. Te animo a que te acerques a un bosque, a un jardín botánico, al mar, a la montaña con un enfoque distinto, más abierto, dispuesto a sentir, a percibir. Te invito a que permanezcas en contacto con la naturaleza y la escuches. Te sorprenderás.

 

Si vas a abrazar un árbol, si vas a sentarte junto a él a meditar, a leer un libro, a pensar o simplemente a estar, mira a tu alrededor, observa cuál te llama la atención, y elige el que sientas que te llama. Atrévete a descubrir el porqué de dicha conexión, de esa llamada. También puedes cobijarte bajo su sombra, acariciarle, agradecerle su trabajo por purificar el aire, por su sombra en días de calor, etc.

 

Si no puedes ir a un bosque, busca un parque en tu ciudad y siente la conexión con la naturaleza, con los árboles que te rodean, con las flores y plantas que ves, y disfruta de su energía renovadora y purificadora.

 

 

La imagen es de Spiral Áurea.

08/07/2019 19:04:55 Sergio
En mi ciudad hay muy pocos, por no decir ningún bosque para visitar, hace algunos años estuve en un páramo, el páramo de Sumapaz, queda a unas cuantas horas de casa, realmente fue una experiencia hermosa, sentir toda esta naturaleza, mezclarse y ser parte de ella. Yo pienso que los arboles son gigantes nobles, que a pesar de que son plantas que no pueden razonar, estoy convencido que son conscientes de lo que esta pasando a su alrededor y siempre están ahí para todo el mundo sin juzgar.

A pesar de que casi nunca he visitado lugares tan hermosos como estos, siempre en el fondo de mi, me he sentido fascinado y atraído por los arboles, oler su fragancia que desprenden, estar a solas en completo silencio y escuchar el susurro del viento golpeándolos, tal vez este es uno de los sonidos que me causa una rara mezcla de emociones que va desde la tranquilidad hasta infundirme algo de angustia-temor, me encanta ver las siluetas de los arboles en la noche, se me hace demasiado misterioso.

Aquella vez nos sorprendió el tiempo y oscureció, estaba con un par de amigos y nos toco regresar todo el camino guiados únicamente por el brillo de la luna, fue una experiencia mágica ya que esa noche en la completa oscuridad se podía apreciar el cielo totalmente estrellado, fácilmente se podían detectar las estrellas fugaces.

Pienso que no se necesita ser el ser mas sensible, para darse cuenta de las sensaciones que causan el estar rodeado de todas estas maravillosas plantas, sentirse acogido y renovado por ellas, sin duda es algo que debería hacerse mas seguido.
08/07/2019 20:37:39 Spiral Áurea
Hola Sergio,

Me ha encantado lo que has escrito. Estoy de acuerdo contigo y con lo que expresas

Caminar iluminados y guiados por la luz de la luna tuvo que ser una experiencia "mágica".

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

Visualización y ritual: Solsticio de Verano y noche de San Juan

 

 

Cualquier día es bueno para visualizar, meditar, estar contigo mismo. Igualmente para realizar un ritual sencillo en el que poner tu intención, tu energía para potenciar el logro de un deseo o dar fuerza a una meta, un proyecto, una idea, un sentimiento. Tanto el Solsticio de Verano e Invierno como la noche de San Juan, son días energéticamente muy potentes, con mucha fuerza.

 

Si te animas a vivir la energía de estos días de una manera distinta, desde Spiral Áurea, te proponemos dos ideas: una visualización y un ritual. Muy sencillas de hacer.

 

Tanto la visualización como el ritual puedes hacerlos el día del Solsticio como la noche de San Juan, -y también cualquier otro día del año que te apetezca- y te animamos a que los hagas tuyos añadiendo tus propios "ingredientes", aderezándolo a tu manera.

 

Visualización para el Solsticio de Verano y la noche de San Juan

 

Busca un lugar tranquilo en el que puedas estar cómodo y que sepas que no vas a ser molestado. Aunque la visualización puede durar cinco minutos, puedes estar el tiempo que desees.

 

Visualización para el Solstico. Siente que la energía del sol baña tu cuerpo desde la cabeza a los pies. Imagina que el sol ilumina tus ideas, pensamientos. Deja que se llene de luz todo tu ser, que se diluyan en esa luz dorada tus miedos y bloqueos, aportando soluciones a tus dudas, a tus temores.

 

Siente que tus preocupaciones se desvanecen, deja que entre la esperanza y la alegría en tí. Siente que la energía vital de este día te llena de impulso, de fuerza, de ganas, de pasión, de ánimo, de positividad y optimismo.

 

No tengas prisa, tómate tu tiempo, disfruta de esta energía, de este baño de energía positiva.

 

Al finalizar, puedes dar las gracias por lo que has experientado, por la información que has recibido, por lo que has visto, por lo que has sentido y, a tí mismo por dedicarte este tiempo.

 

Noche de San Juan. Visualiza una hoguera viva, aliméntala con aquello que deseas eliminar de tu vida, con aquello que ya no tiene sentido para tí, ya sea porque ya ha terminado, está caduco, es un lastre, te pesa o duele. Pueden ser ideas, pensamientos, emociones, sentimientos, creencias, rutinas...

 

Al arder, el fuego consume lo que deseas que desaparezca de tu vida. Mientras las llamas bailan siéntete libre, siente cómo te liberas del peso de las cadenas de aquello que te ata. Siente la fuerza del fuego que purifica y te ayuda e impulsa a resurgir como el ave fénix de tus cenizas. Siente la fuerza que reside en tí, confía en tu poder, eres capaz de llevar el timón de tu vida y llegar a buen puerto.

 

Respira y fluye con el fuego, se uno con el fuego. Siente que bailas con la ligereza de las llamas.

 

Al finalizar, puedes dar las gracias por lo que has experientado, por la información que has recibido, por lo que has visto, por lo que has sentido y, a tí mismo por dedicarte este tiempo.

 

 

Ritual para el Solsticio de Verano y la noche de San Juan

 

Antes de iniciar el ritual, ten claro cuál es el objetivo, la intención con la que lo realizas, cuál es el propósito que buscas. Se lo más concreto posible. Puedes trabajar varios aspectos aunque cuanto más concreto seas, más fuerza le darás.

 

No te olvides de tener cuidado al encender el fuego o la vela. Recuerda que es tu responsabilidad hacerlo en un lugar protegido donde no pueda haber accidentes ni contratiempos.

 

Necesitas:

 

  • - bol que soporte el calor o una cazuelita de barro
  • - carboncillo
  • - una pequeña hoguera
  • - una vela
  • - cerillas
  • - un boli
  • - dos hojas de papel
  • - hojas de laurel seco
  • - ramita de romero
  •  

 

Si lo vas a hacer en casa:

 

Opción A, toma un bol que resista el calor. Con la ayuda de un carboncillo enciende un fuego y vete añadiendo unas pocas hojas de romero y laurel (no muchas para que el humo no sea molesto). Ya tienes una pequeña hoguera.

 

Opción B, toma un bol que resista al fuego o una cazuelita de barro. Coloca dentro una vela de color blanco o del color que tengas en casa. Ya tienes tu pequeña hoguera. Si te apetece también puedes añadir las hojas de romero y de laurel.

 

Mientras prende esa pequeña hoguera, tómate un tiempo para estar contigo mismo, medita, siente y piensa cómo quieres vivir tu vida, cuáles son tus metas y deseos, qué necesitas para conseguirlo y qué te lastra, te obstaculiza, o simplemente, ya está caduco o ha pasado.

 

Cuando lo sepas, toma una hoja de papel y escribe en ella, todo aquello que ya no quieres en tu vida. Por ejemplo: dejar de fumar, dejar atrás la tristeza, los miedos, dejar una relación tóxica...

 

Una vez que lo hayas escrito, puedes arrojar este papel al fuego y esperar a que se consuma bien junto con el laurel y el romero, bien con la llama de la vela. Siente que a la vez que el fuego lo va quemando, también elimina y purifica lo que ya no deseas; que se disipa con el humo.

 

En otra hoja de papel, escribe todo aquello que deseas, enfocándolo desde lo positivo, desde la esperanza. Por ejemplo: deseo la llegada del amor, encontrar paz y sosiego, descansar bien por las noches, viajar a ver las auroras boreales .... No lo eches al fuego, guárdalo hasta el año que viene en un lugar que sea especial para ti: una cajita, en un sobre en el fondo de tu cajón...

 

Si lo haces en una hoguera al aire libre:

 

Sigue los mismos pasos como si lo hicieras en casa salvo que en vez de encender la vela o crear tu pequeña hoguera en el bol, puedes arrojar el papel con lo que deseas eliminar junto con el romero y las hojas de laurel directamente al fuego de las hogueras que están al aire libre.

 

Una vez que hayas terminado, puedes saltar bien sobre la vela encendida, bien sobre la hoguera en la calle. Siente que el fuego te purifica y limpia.

 

Y sobre todo, disfruta de la energía de estos dos días, cárgate de energía positiva, diviértete. Son días mágicos. Son días de Luz.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

Las piedras y los cristales: la amatista

 

 

 

El mundo de las piedras y los cristales es maravilloso. Su presencia en tu vida, te ayudará a que camines por ella aportándote su apoyo y sabiduría.

 

Las piedras o cristales te eligen. Tal vez, en algún momento de tu vida, has visto una piedra de color violeta, azul, verde, amarilla o transparente, y has sentido que debía estar contigo, aunque sin saber muy bien qué piedra era o qué cualidades tenía. Más adelante has descubierto que se trataba de una amatista, un citrino o un cuarzo blanco.

 

Cada piedra, cada cristal, tiene un mensaje, un aporte para tí. Vibras en su frecuencia, en su energía y se produce un flechazo. En ese mismo instante comienza su trabajo. Te aportará lo que en ese momento necesites.

 

No hay una piedra que sea mejor que otra, todas son importantes, todas trabajan colaborando contigo. ¿De qué manera? Pueden aportar serenidad, paz, alegría, claridad, descanso, vitalidad; incluso ayudarte a conciliar el sueño.

 

Una de las piedras todoterreno, esas que forman parte de un botiquín de cristales, es la amatista. Es una de las más conocidas y es muy posible que tengas una en casa. Es traslúcida y su color va del morado al violeta intenso. Parece un cuarzo blanco pero de color violeta.

 

Es la piedra que se asocia a la transformación y transmutación. Es decir, al cambio interior. Aporta serenidad, calma, armoniza, por lo que ayuda a sobrellevar los momentos difíciles por los que pasas. No evita el dolor, pero si ayuda a mitigarlo.

 

Es una piedra ideal para meditar, ya que aquieta la mente, sosiega y aporta claridad. 

 

Puedes trabajar con la amatista colocándola sobre cualquier parte del cuerpo. Ya sea sobre los chakras, ayudando así a su armonización; llevándola como colgante sobre la garganta o el pecho.

 

Teniéndola en la mano o junto al corazón, aliviará tu estrés, notarás que poco a poco te vas relajando. Sobre la frente, alivia las jaquecas y el dolor de cabeza.

 

Si quieres trabajar tu intuición, colócala sobre el sexto y el séptimo chakra, es decir, sobre el entrecejo y en la coronilla de la cabeza.

 

También, puedes colocar una o varias amatistas, dependiendo de su tamaño, debajo de la almohada ya que favorecen tu descanso y tus sueños.

 

Te invito a que si ya tienes una amatista, trabajes con ella; y si no la tienes y te apetece, te hagas con una. Experimenta, observa si sientes algún cambio. Será sutil, suave pero firme.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

 

 

Seguro que ya habrás observado que hay árboles que han florecido o que están a punto de hacerlo. Que allí dónde mires verás brotes y yemas, jardines llenos de margaritas y de dientes de león. Tal vez, lleves unos días estornudando sin parar por la alergía al polen. Sí, es la primavera.

 

La tierra está viva, y aunque el día 20 se celebra el equinoccio de primavera -en el hemisferio norte y el de otoño en el del sur-, desde hace unos días ya podemos sentir su fuerza y su energía renovadora en cualquier jardín.

 

Salimos del frío invierno y de su oscuridad para disfrutar de la calidez de los primeros rayos de sol, de la luz brillante, del estallido de colores y aromas del campo, de los jardines, de la naturaleza. La tierra sale de su letargo invernal y comienza a despertar con fuerza, con energía arrolladora.

 

Energía del equinoccio y de la primavera. Palabras claves:

 

- Equilibrio: entre luz y sombra.

- Energía de despertar, de regeneración, de florecimiento, de expansión.

- Abundancia, revitalidad, vida.

- Creatividad.

 

Te proponemos varias ideas que pueden ayudarte a disfrutar de este día especial del equinoccio, de su energía de cambio, de vitalidad y florecimiento. Aprovecha esta maravillosa y poderosa energía y ponla a tu servicio. ¿Cómo? De manera fácil y sencilla, sin complicaciones.

 

Nuestras sugerencias:

 

  • - Meditación. Busca un lugar tranquilo -sería estupendo si fuera al aire libre y en plena naturaleza: un jardín, un río; también puedes hacerlo en casa-, un lugar en el que te sientas cómodo. Conecta con la energía de este día, con su fuerza. Siente que vibras, que eres uno con el universo. Siente, no pienses. Sólo siente. Tú también eres naturaleza.

 

  • - Crea mandalas. Pinta, colorea, disfruta de tu creatividad. Déjate llevar y fluye. Es muy posible que ya conozcas los beneficios de dibujar mandalas. Es una manera de meditar, de llevarte a la escucha de tu yo y de conectar contigo mismo.

 

  • - Disfruta de un paseo con conciencia. Si es posible por la naturaleza. Si no puedes ir, recuerda que en la ciudad también hay parques, árboles, parterres con flores, jardines, fuentes... Al pasear siente la presencia de la naturaleza, de su fuerza, de su vitalidad. Estate presente, pon la intención en sentir y valorar cómo es tu vida, en qué momento estás. Qué necesitas impulsar, crear, cambiar, florecer, fructificar en tu vida. Qué puedes hacer para estar en equilibrio.

 

  • - Visualiza. ¿Tienes proyectos, ideas, sueños que te gustaría poder realizar? Conecta con la energía de este día, puede ayudarte a ponerlos en marcha, a darles un nuevo toque que haga que sigan en expansión, a florecer, a fructificar, a crecer.

 

  • - Armonización.  El ritmo de la vida dificulta estar en armonia y equilibrio. Tómate un tiempo para tí. Invierte en tí, ya sea meditando, practicando reiki, taichi, yoga, mindfullness u otras técnicas que te ayudarán a estar en armonía. No te olvides que también puedes armonizar tus chakras.

 

Y por último se tú mismo, déjate llevar, fluye, siente. Pon conciencia, atención, presencia en tus actos, en tus pensamientos, en tus sentimientos. Notarás la diferencia, no sólo el día del equinoccio sino todos los días de tu vida.

05/04/2018 04:35:04 Myrian
Hola querida María Eugenia! Tenés conocimiento de si nuestras mascotas al partir van al más allá? Cuando sea nuestra partida volveremos a encontrarnos con ellas también? Es posible que como parte del duelo o como señal de nuestro ser querido fallecido aparezca en nuestra vida un gato, en mi caso, negro que se ha transformado en una mascota especial que parece mirarte de modo especial y darte la caricia justa cuando lo necesitas y trae otra vez alegría y vida a la casa y a nosotros como familia? A veces pienso que mi papá tiene que ver con su llegada a nuestras vidas que nos trae tanto Amor! Gracias siempre x tus valiosos aportes! Besote! Myrian
05/04/2018 17:36:20 Spiral Áurea
Hola Myrian,

En primer lugar, me alegro que tengáis un nuevo miembro en vuestra familia. Y sobre todo, que os esté dando tanta alegría.

En segundo lugar, la respuesta a tus preguntas es, sí. Si me lo permites, tomaré tus preguntas y haré una entrada con ellas, porque creo que puede ser de ayuda a más personas.

Mil gracias a ti, por todo.

Besotes.
14/04/2018 14:29:02 Myrian
Querida María Eugenia! Que alegría me traes con tu respuesta y ansiosa espero tu entrada inspirada en mis inquietudes! Besos y buen finde!
17/04/2018 21:06:27 Spiral Áurea
Hola Myrian,

Gracias a ti, por tus palabras e inquitudes. Espero que pronto puedas leer la nueva entrada.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario:

La noche mágica de San Juan

 

 

 

El día de San Juan es mágico, especialmente la noche, donde pasado y presente, mito, leyenda y magia se dan la mano esperando ver cumplidos nuestros deseos.


¿Quién no ha saltado sobre una hoguera?, ¿quién no ha bailado y cantado alrededor de ella?, ¿quién no ha echado a las llamas alguna vez, las cosas viejas e inservibles?...


El fuego quema, limpia, purifica, renueva, transforma.


Durante la noche de San Juan solemos realizar rituales en los que dejamos atrás el pasado, lo viejo, lo que lastra y así dar entrada a lo nuevo. Pasamos de una etapa a otra, buscando la llegada del cambio, de la transformación, de la renovación.


Si te animas a realizar un ritual aquí tienes los pasos para hacer uno sencillo. Puedes darle tu toque, es más, te animo a que lo hagas.


Ritual para la noche de San Juan


Vamos a trabajar con la energía de esta noche, con la luz y el fuego.


Buscaremos un lugar en el que sentimos cómodos. Ya sea al aire libre o en casa. Esto lo puedes hacer antes del día de San Juan. Si vives en la costa, puedes acercarte a la playa. Tal vez prefieras estar junto a un río. Si está permitido y con mucha prudencia, puedes construir tu propia hoguera. Si el tiempo es malo, no puedes salir o prefieres quedarte en casa, no hay problema, puedes encender una vela. Ésta será tu hoguera.


Al escribir hacemos consciente, damos fuerza a nuestros propósitos. En esta noche, a lo que deseamos cambiar y transformar. Toma nota y papel. Escribe todo aquello que deseas eliminar, limpiar y purificar. Puede ser un pensamiento, un sentimiento, una situación, un acontecimiento, una actitud…


Si estás delante de una hoguera arroja la hoja al fuego. Si estás en casa, acércala a la llama de la vela. Para evitar problemas puedes dejar que se queme dentro de un recipiente grande y resistente al fuego.


Mientras el fuego va consumiendo la hoja, siente cómo se va disolviendo lo viejo, lo obsoleto, las preocupaciones, lo que deseas dejar atrás. Siente cómo se va limpiando todo, dejando espacio para lo nuevo. Recuerda que el fuego purifica y renueva. Podemos resurgir de las cenizas como el ave fénix.


En otra hoja, escribe todo aquello que quieres lograr, tus metas, tus objetivos, tus deseos. Esta hoja la puedes guardar hasta el año que viene o hasta Nochevieja.


Si lo deseas puedes meditar, sentir que eres fuego y luz, que tienes la llave para llevar a cabo tu transformación, tu renovación. Eres y tienes la energía que posibilita el cambio que deseas para tu vida.


Te invito a que saltes sobre la hoguera, sobre la vela, que te des un chapuzón en el agua del mar o del río, que te diviertas, rías, cantes, bailes. Porque el fuego también es pasión. Conecta con tu fuego, con tu fuerza interior y disfruta del momento, y de esta mágica noche.

 

 

La imagen  está toma de internet y desconozco quién es su autor.

 

23/06/2020 23:42:49 Mercedes
Pues deseo en esta noche 23 de junio ,pues no vivo cerca del mar ,estoy en mi casa ,vivo con familiares y b,bueno al leer todo esto de la noche de San Juan me limito ,a tener grabado se vaya lo malo y que entre lo bueno ya que tengo como grabada enbmi pensamiento ,lo que más quiero .
24/06/2020 11:54:07 Spiral Áurea
Hola Mercedes,

Me uno a tus deseos. A por todas.

Besotes.
Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: