Respuestas y guía para la vida, el corazón y el alma.
Orientación, espiritualidad, duelo.
Coach evolutivo y espiritual.

El trabajo interior y el evolutivo

 

 

Sois varias las personas que me habéis pedido que hable de lo que es y en qué consiste el trabajo interior y el evolutivo.

 

El trabajo interior es, básicamente, permanecer a la escucha de uno mismo. Esta mirada y observación interna, suele dar lugar a nuevo enfoque o mirada sobre nosotros, nuestra vida, quiénes somos, cómo llevar a cabo nuestros propósitos... Y es este proceso,  al que llamamos trabajo evolutivo.

 

Para que haya un trabajo evolutivo tiene que haber una mirada interna sincera. Este proceso no siempre es fácil. A veces, para avanzar toca superar retos, afrontar miedos, superar obstáculos, mirar nuestras sombras. En definitiva, toca probarnos a nosotros mismos y además, hacerlo amorosamente. En otras ocasiones, el trabajo evolutivo, conlleva un reseteo interno o pulir y dar brillo a nuestras cualidades y dones.

 

Todo camino que se inicia comienza por un paso. En el trabajo interior, ese paso es el compromiso con uno mismo, ya que es la gasolina que nos da fuerza cuando desfallecemos, cuando nos encontramos con los obstáculos, con nuestas sombras o con los aspectos que tenemos que pulir o trabajar. La escucha interior es nuestro mapa. Es el gps que nos guiará a lo largo de nuestra vida.

 

El trabajo interior y el evolutivo son procesos que nacen del corazón, de una escucha sincera y amorosa hacia nosotros mismos, y facilitan el reencontrarnos con nuestra esencia, con nuestro yo, con nuestra alma.

 

¿Cuánto tiempo duran estos procesos? Toda la vida. Habrá momentos en los que trabajemos más intensa y profundamente; y en otros, lo hagamos con suavemente. Todo es válido y correcto.

 

Ambos procesos son individuales. Cada aspecto o fase que trabajemos tendrá su propio ritmo. No hay dos iguales. El resultado dependerá de lo implicados que estemos con nosotros mismos, del momento que estemos viviendo tanto a nivel interno como externo, es decir, de todas las circunstancias que nos rodean y cómo nos afectan.

 

El trabajo evolutivo, también es un trabajo espiritual, ya que nos conecta con nuestro espíritu, con nuestra alma, con nuestra misión y propósito de vida. Ayuda a encontrar el equilibrio y la armonía interior, a sentir nuestra fuerza interna, a descubrir cuáles son nuestras creencias limitantes y poder transformarlas, a conectar con nuestro amor a pesar de las dificultades y retos que nos ponga la vida.

 

El trabajo evolutivo lleva a la verdad, a tu esencia. Tú inicias tu camino. Nosotros te acompañamos.

 

En Spiral Áurea, acompañamos, guíamos y orientamos en estos procesos de tránsito, de cambio, de transición, de evolución y espirituales de la vida.

Envía tu comentario
Tu nombre:
Tu comentario: